_dedicado_

4 11 2007

Ayer me dijeron que podía estar o bien enamorado o bien no enamorado. La verdad es que me quedé un poco en blanco porque no sabía a cuento de qué venía eso. Y me explicaron entonces… enamorado porque no soy consciente de lo que pasa o no enamorado porque soy consciente de lo que no pasa. Ahí lo llevas compañero. Y todo porque no paro de cantar. A todo esto, la verdad es que no sé si es una cosa o la otra, pero vamos, que tampoco tengo mucha bulla por averiguarlo, que todo llega.

En fin, que quería escribirle a alguien que está pasando una mala racha. Decirle, aunque está muy dicho ya y parece fácil desde fuera, que siempre viene algo mejor, que cuando menos se lo espere la vida le da una sorpresa y despierta a un infinito día a día de maravillas. Y si tiene un poquito de suerte y es capaz de descubrir el cómo de todo eso entonces ni hablamos, va a más y a más cada día. Es una sensación fabulosa que se crece con el recuerdo que tiene uno de lo malo vivido y el asombro que le sorprende con el cambio en el que tan poca confianza se tiene. Es un proceso ‘interno’, algo que tiene que ocurrir en el interior de cada uno al encontrar eso que anima a seguir y que invita a hacerlo con ilusión. Es una sensación maravillosa, ya lo digo. Ten en cuanta que hay una opción a, otra b, y una c, una d, otra e… ¿hace falta que siga?. ¡Cuídate!.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: