_canciones_que_curan_

10 01 2008

Me gustan las canciones del Barrio, mucho además. Y cabe añadir que aún a veces, cansado ya de escucharlas, descubro algo nuevo en ellas. Y creo que se debe más que nada a la situación en la que me encuentre. Hoy me gusta esta. Lo bueno es que uno puede quedarse con los trozos que más le convienen, claro está. Por ejemplo:

Querida enemiga a que fuiste mi amiga quisiera describirte una batalla perdida como se cura un hombre y se cosen sus heridas con el hilo del olvido.
Querida enemiga créeme no te culpes por seguir al egoísmo y así tu corazón no sufre de lavar tu alma blanca y mi amor con el peor de los azufres que ha existido.
Querida enemiga no vengo a darte lecciones solo vengo a recordarte que hacen falta dos cojones pa venir hasta aqui y enseñarte que por cada amor que rompes se cae la tinta de un poeta.
Querida enemiga mueren todas las ilusiones apagándose el instinto que despierta tentaciones va cayendo en un abismo que se mezcla con colores y destruye la belleza que hay en el amor.
Y hasta el momento que te invade el silencio y pides a los cielos que salve el recuerdo que no te mortifiquen y que no te traten de necio que se apiaden de tu alma.
Querida enemiga dejare que te prendan los guardianes anticupidos que viven en las tinieblas pero se que yo he querido he vivido y he sentido como nadie en esta tierra
Querida enemiga ni mi sombra me acompaña porque cree que soy un cobarde que no te mira a la cara lo que vengo es a recordarte para que jamás ya juegues con esta misma moneda.
Querida enemiga hoy me siento mas maestro en lecciones de la vida que hablan solo de un siniestro que comienzan con heridas de esas que duelen por dentro y destruyen la belleza que hay en el amor.
Querida enemiga yo me iré con el viento la conciencia muy tranquila de decir lo que siento cuando rinda cuentas con el pensamiento todo sea como un mal sueño.
Querida enemiga no vengo a darte lecciones solo vengo a recordarte que hacen falta dos cojones para venir hasta aquí y enseñarte que por cada amor que rompes se cae la tinta de un poeta.
Querida enemiga mueren todas las ilusiones apagándose el instinto que despierta tentaciones va cayendo en un abismo que se mezcla con colores y destruye la belleza que hay en el amor el amor, el amor…
ay amor!!
Querida enemiga ya que fuiste mi amiga quisiera describirte una batalla perdida como se cura un hombre y se cosen sus heridas con el hilo del olvido

Imsagino que todo tiene su preciso momento, y ese momento es único para cada uno de nosotros. Resulta que somos más capaces de lo que imaginamos tanto a la hora de soportar el dolor como de demostrar el amor, y ahí es donde reside algo de lo bonito de esta vida: esa capacidad de alcanzar los extremos experimentando tal cantidad de sensaciones, emociones intensas todas, que nos hacen recordar que cada día es una verdadera experiencia para la que no estamos preparados y que nos pone a prueba y dispone para el siguiente. Y a mí me encanta. ¿Qué pasará mañana?.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: