_debo_o_no_debo_

1 02 2008

La pregunta es si acaso nos debemos a alguien o a algo y a costa de qué. Se supone que somos libres, capaces de escoger nuestros propios caminos, de aprender sobre la marcha que nosotros mismos realizamos, sin embargo, la mayor parte de nuestra vida la dedicamos a entregarnos a alguien, a compartirla, a comprometernos, escogemos nuestras propias limitaciones. Y me atrevo incluso a decir que con deseo, con ilusión, muchas ganas. Y así es como, si todo va bien, nos sentimos felices, libres.

Realmente no sé, puede que no sea así, pero yo personalmente no encuentro una manera más… ummm… ¿cuál es la palabra?… bonita, sí, una manera más bonita de vivir cada día si no puedo compartirlo con esa persona que se supone que está ahí porque ha decidido hacer lo mismo para conmigo. Es cierto que se está muy bien tranquilillo, sin nadie que te diga una cosa u otra, o que perturbe esa ‘pseudolibertad’ que cree tener el hombre cuando no está vinculado a nadie, pero creo que no es ese el destino del ser humano ni mucho menos creo que esté ahí el verdadero secreto de la ‘felicidad’.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: