_algo_sobre_esperanzas_

15 02 2009

 

Sabéis que estuve centando con voluntarios y colaboradores del Teléfono de la Esperanza… Todos hemos escuchado y sabemos de qué va el asunto pero yo reconozco que me he impresionado. Impresionado e intrigado. Y por eso he visitado la web, para saber algo más. Y por eso voy a intentar ir al curso que van a dar sobre el ‘Arte de comunicar, comunicarse y escuchar adecuadamente’. Me he dejado seducir suficientemente como para aprovechar la ocasión e invitaros a los que estéis o podáis estar interesados, creo que merece la pena. Este curso del que hablo se celebra los días 27, 28 y 29 de marzo de 2009 en el Colegio Público “Gabriela Mistral” de la Barriada Hipanoamérica de Cartagena. En fin, como os decía, he visitado la web y esta es su historia:

El Teléfono de la Esperanza  considera su fecha oficial de inicio el 1 de octubre de 1.971, en Sevilla. El impulsor de esta idea  fue Serafín Madrid, persona creativa y emprendedora, que anteriormente se había distinguido por la creación de otras obras sociales de vanguardia en España y en Suramérica.

El marco en el que surgió el Teléfono de la Esperanza fue la ciudad de S. Juan de Dios, en Alcalá de Guadaira (Sevilla), creada también por Serafín Madrid, con un planteamiento totalmente progresista en el ámbito de la formación y rehabilitación de disminuidos físicos, psíquicos y sensoriales. Junto al personal especializado en instituciones de rehabilitación, Serafín Madrid integró también un grupo amplio de especialistas en Psicología, Trabajo Social, Psiquiatría, Psicopedagogía y Psicoterapia, algo totalmente novedoso e incluso controvertido en aquellos tiempos. Además de las funciones de rehabilitación física y de enseñanza escolar y profesional, desarrolló todo un sistema de psicoterapia individual, terapia de grupo, tratamiento familiar y contacto con el medio social con un enfoque distinto del seguido en aquella época por otras instituciones asistenciales.

La creación del Teléfono de la Esperanza no fue obra de la casualidad ni de la improvisación, sino que fue fruto de un largo proceso de estudio y experimentación. Durante dos largos años, Serafín Madrid se dedicó con algunos profesionales de la Ciudad de S. Juan de Dios a visitar las ciudades españolas más importantes para detectar los problemas psicosociales más acuciantes, y a tomar contacto con los organismos e instituciones existentes. Paulatinamente fue delimitando la problemática social más candente: la intervención en crisis en una sociedad en cambio.

[seguir leyendo]


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: