septiembre

17 09 2010

Os pongo en antecedentes… septiembre 2008. Dejo de fumar. Unos días más tarde hago el Camino de Santiago desde Sarria.

Han pasado ahora dos años. Ciertamente acababa de dejar de fumar, quizás unos días antes de empezar a andar. En el Camino pasas muchos ratos ‘ociosos’ una vez que has llegado a los pueblos en los que vas a dormir, y está bien lo de descansar, pero salir al bar a tomar algo, más si coincides con algún grupo de peregrinos con los que te lleves bien o sentarte en un banco a ver pasar la tarde, para un recién exfumador, podría pensarse que no es la situación ideal. Recuerdo ahora que pensé en ello entonces, en si era el momento adecuado. Por supuesto que lo era.

El momento ideal para dejar de fumar es ‘AHORA’, que no se os olvide eso nunca, a los que fuméis.

Es cierto que no lo dejé por un problema de salud ni nada por el estilo sino porque verdaderamente sentía que no quería más eso para mí y decidí ponerle solución. Esto no significa que no tuviera mis temores de modo que en las dos primeras hojas de mi cuaderno, el que me llevé para anotar cosillas y demás durante el Camino, transcribí lo que consideré más significante del libro que leí en esos días, el de Allen Carr. Muchos dicen que funciona y otros que no; yo en verdad creo que no dejé de fumar gracias a ese libro si no porque estaba convencido de que era lo que quería, pero también tengo que decir que hay ratos en los que no te apetece fumar pero tiendes a hacerlo porque es la costumbre que tienes o algo por el estilo y yo en el Camino aprovechaba esos ratos ‘tontos’ en el que me hubiera encendido un cigarro en otras circunstancias y me leía tres o cuatro líneas de mi cuaderno, las suficientes para olvidarme del tabaco y empezar a pensar, distraído, en otra cosa si es que me veía en peligro. Realmente hace falta muy poco, mucho menos de lo que imaginamos, para dejar de fumar y puedo aseguraros que leí por leer. En fin, el caso es que he encontrado esas hojas y he pensado ponerlas por aquí, por curiosidad. Insisto en que son transcritas del libro de Allen Carr. Ahí van…


Acciones

Information

One response

19 10 2010
Angel

Yo también me leí el libro y, la verdad, es que siempre dudé si lo dejé por el libro o por otra cosa. El caso es que lo dejé durante 4 años. Fui tan tonto que volví hace dos años. Te agradezco que me recuerdes las cosas más importantes del libro, me das ánimos para volver a leermelo y volver a intentar dejarlo.

Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: