percances_durante_el_viaje_en_bici

6 03 2011

Imagino que nadie habrá pensado que me subí a la bicicleta en Alemania y llegué a Santiago de Compostela así directo. Sería ilógico pensarlo.

Evidentemente la bici o partes de ella se van rompiendo o sufriendo averías. La mayoría, ya que la bici es nueva, no son más que el desgaste de los ‘consumibles’ como los frenos o las ruedas. Poco a poco irán apereciendo otras cosillas como desgaste en los cojinetes de las ruedas o del pedalier, piñones y plato, de la cadena por supuesto, etc.

El caso es que durante el viaje aunque no fue bien sí es cierto que las averías que sufrí pude solucionarlas sin demasiados problemas. Lo único malo es que no pinchas en un garaje de bicicletas sino en lo alto de un puerto, a más de 1000 metros de altura cuando está nevando y se te echa la noche encima. Ese sería, más que el pinchazo en sí, el punto malo de la situación. O te quedas sin frenos cuando te quedan 40 kilómetros de contínua bajada bajo la lluvia y la nieve hasta Nauchatel y no sabes si llegarán las pastillas o si ponerte a cambiarlas con los dedos helados.

El caso es que fuí anotando lo que ocurría y lo que hacía porque a veces dejaba que se acumularan algunas ‘averías’ o desajustes hasta que los arreglaba y he hecho una pequeña tabla en la que aparece pues eso precisamente. Teniendo en cuenta que salí el 14 de octubre y que llegué el 17 de noviembre, creo que está bien.

Lo de los pinchazos en la rueda trasera da mucho que pensar. No es normal francamente. Da mucho que pensar porque hay que prevenirlo. Reparar un pinchazo es extremadamente sencillo sin embargo implica otras cosas que lo hacen muy poco deseable. En primer lugar descargar pues con una bicicleta tan cargada es un engorro estar descargando las alforjas para quitarle la rueda pinchada. En segundo lugar, el tiempo. Cuando hace bueno no hay problema, casi que almuerzas mientras reparas tu bici pero cuando está lloviendo te manchas las manos con restos de agua y la arena que hay en la cubierta y hay que ser muy cuidadoso de no dejarlos dentro de ella y que pinchen de nuevo la cámara. Y si nieva o hay nieve entonces dejas de sentir los dedos además porque gato con guantes no caza ratones… si hace viento cuesta más encontrar el pinchazo en la cámara y la pincha o el clavo en la cubierta que tanto si reparas con un parche o cambias la cámara tienes que buscarlo y quitarlo… en fin… también es cierto que era la rueda que más carga llevaba pero era desesperante pinchar una y otra vez. La bicicleta llevaba una cubierta Schwalbe Delta Cruiser y desde luego no era la apropiada para eso. Pensé en poner la Schwalbe Marathon Plus Tour con protección para los pinchazos pero aquí en Cartagena no la encontré y he puesto una Specialized Crossroads con la que de momento estoy contento, cosa que no ocurre con la Specialized Captain CX Sport que he puesto en la rueda delantera pues no tiene adherencia ninguna en firme.

El problema de las pastillas de freno y su aceleradísimo desgaste con llantas mojadas durante el viaje lo solucioné con unas KoolStop ThinLine que llevaba compradas en Alemania y ahora aquí lo he resuelto con unas KoolStop TecTonic de tres componentes también compradas allí porque de momento insisto en que no voy a poner discos. Estas tienen una doble ventaja. Por un lado una vez que tienes las zapatas sólo tienes que comprar pastillas y resultan más económicas. Pero la ventaja más fundamental es que el reglaje sólo lo haces una vez, al instalarlas y no hace falta quitarlas para cambiar las pastillas con lo que en condiciones climatologicas ‘adversas’ se simplifica mucho la tarea de cambiar pastillas de freno.

El problema que tengo con la bolsa del manillar no lo he podido solucionar aún. Tengo un cable nuebo de ORTLIEB con su soporte y tornillos pero se desliza sobre el manillar y cae dejando la bolsa baja hasta que toca en la lámpara delantera. Pensaré algo.

Y el tema de la pinza de la alforja se resolvió sobre la marcha fijando la alforja al lowrider con un tornillo M5 y una vez en casa con una pinza nueva. Llevo otra de repuesto ahora que he visto lo que puede ocurrir.

Yo por mi parte no he tenido más averías ni malas experiencias durante el viaje. Ya sabéis que la semana del 11 de abril habrá vídeo tutoriales sobre cómo arreglar cosillas de nuestra bici con muy poco material y herramientas, las que podríamos llevar sobre la marcha. Espero que os resulten interesantes.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: