irrompibles_abusos

29 09 2014

Hace unos días tuve la suerte de conocer a alguien que me dio que pensar. Al principio me molestó pero después reconozco que me ayudó a reflexionar sobre cómo en esta vida no hay nada correcto porque depende tanto del punto de vista… Hay simplemente cosas de las que estamos convencidos que son buenas, malas, etc. y en función de eso, de nuestras convicciones, más allá de la moral, que también es subjetiva, actuamos.

La conversación comenzó en torno al paraíso democrático que es Venezuela, la envidia de todas las naciones de derecho, una aspiración para todos, un ejemplo a seguir y sin embargo, por intereses no afines, tan castigada por la opinión del resto del mundo (quiso decir Europa). Ojalá lleguemos a ser como ellos, parecernos al menos.
Llegados a este punto, como me aburren las conversaciones pro-Podemos, le pregunté al colega sobre qué piensa del abuso sexual en menores. Digo que me aburren estas conversaciones porque hasta ahora las personas con las que he hablado sobre esto me lo proponen como una panacea, como la salvación de la política española y quiero volver a incidir en que todo depende de puntos de vista y desde el mio, ver sólo lo bueno me parece tan peligroso como ver sólo lo malo. Insisto en que no creo que haya nada totalmente bueno y menos un partido político. A lo que iba, le pregunté qué pensaba sobre el abuso sexual y no sé describiros la cara que puso, pero sí que recuerdo algunas cosas que me dijo y las cito textualmente porque las anoté antes de regresar a casa, para tenerlas fresquitas ahora. Podéis quedaros con la que más os guste.

· Aléjalo de los curas y ya está
· Eso sólo ocurre en pueblos muy cerrados, es cuestión de clases y del poder adquisitivo
· De todas formas, ¿qué probabilidad hay de que lo recuerden cuando crezcan?

Que tio más grande. Ahora bien, vamos por partes. Lo primero de todo es que tengo claro que no es nada descabellado, que gran parte de los españoles, de nuestra sociedad, piensa así y no se trata únicamente de un tipo con el que he tenido la suerte de encontrarme, no. Y bueno, lo segundo es que también tengo claro que aunque no estamos en Venezuela, respetamos la opinión del otro.

Pues bien, aquellos que estén de acuerdo con esto pueden dejar de leer y respetar a los que no lo estamos, que de eso se trata.
Yo voy a ser padre en breve y sí que me he hecho algunas preguntas. Lo intrigante es que cuando se pone uno a buscar algo de información encuentra cosas sorprendentes. Entonces, punto a punto:

“Aléjalo de los curas”. Podría haber dicho “Aléjalo de la escuela” pero en ese caso estaría mal visto, no tendría ese puntito de razón que se le da a la otra afirmación. La escuela es buena y si hay algún caso, que los hay y no aislados, se trata de algún tipo desalmado, algo puntual. No está bien no llevar a nuestros niños a la escuela. Entre curas es diferente, todos son iguales. Hay noticias fáciles de encontrar al respecto, pero nadie va a alentar a sus hijos a que no vayan a la escuela tanto como lo hacen con la Iglesia. Y no vamos a permitir los españoles que se tache a todos los profesores de pederastas por las malas acciones de unos pocos. Y hablo de profesores como podría hablar de policías, monitores, cuidadores, etc. cualquier persona que por su labor tenga ganada la confianza de los padres y por descontado la del niño, y por supuesto acceso a él. Buscad casos de camareros pederastas, seguro que alguno hay pero me atrevo a decir que bastantes menos.

Siguiente: “Eso sólo ocurre en pueblos muy cerrados, es cuestión de clases y del poder adquisitivo”. Desde luego me tranquiliza y mucho. Sobre todo cuando leo cosas como esta: Se estima que uno de cada cinco niños es víctima de algún tipo de abuso y violencia sexuales. Esto sucede a los niños de todos los sexos, edades, razas, clases sociales y religiones. El autor suele ser alguien que el niño conoce y en quien el niño confía. El autor también puede ser un niño o un adolescente.

Esto es serio. Llegados a este punto, la cosa, a mi parecer cambia. Y no me lo he sacado de la manga. Esto en concreto proviene de un texto que se ha difundido a través del Consejo de Europa, en la campaña llamada OneInFive. El texto se titula La Regla de Kiko. Se trata de un libro que pretende informar a padres y madres sobre las herramientas disponibles a la hora de detectar un abuso pero también sobre técnicas aplicables en la educación sexual de los pequeños con el ánimo de prevenir y evitar estos casos.

Y aunque las cifras varían de un país a otro e incluso de una comunidad a otra, a mi ver son alarmantes hasta el punto de parecerme una temeridad pensar que sólo ocurre en pueblos o ambientes de menor poder adquisitivo.
Se me ha ocurrido mirar cómo está la cosa por aquí y esto es lo que hay, me refiero a Mallorca:

Atendidos un 12% más de menores víctimas de abusos

El 60 % de los abusos sexuales infantiles se dan en el entorno familiar

A parte, me han recomendado otras lecturas que parecen ser interesantes en este sentido. Por ejemplo el libro “Marta dice no” de Cornelia Franz, Paula sagt nein, o La Marta diu no! Lo hemos comprado, espero que llegue pronto y podré sacar conclusiones pero como os digo, parece interesante.

También me han recomendado, a través de un foro en Facebook, este texto sobre algunas claves para prevenir el abuso sexual.

Sin duda hay multitud de material que podemos consultar. Sin embargo lo importande es romper con los tabúes que hay en torno a estos temas, el concienciarse de que hay que hacerles frente y no mirar hacia otro lado. No confiar en que nuestros niños, porque estamos acomodados, no pueden ser vícimas. Por supuesto, creo yo, hay que despojarse de los prejuicios y sin llegar a la desconfianza paranóica no dejar pasar de largo las señales. Estar atentos a nuestros hijos, por lo que veo y voy leyendo, es fundamental.
Yo además soy partidario de tratar este tema con familiares, amigos, personas cercanas. No me parece desagradable tratarlo, hablarlo con franqueza… ¿por qué solo comentar si se ha resfriado o si duerme poco? ¿o si se ha divertido en la fiesta de un amigo? Que los familiares conozcan estas preocupaciones, los profesores, cuidadores… no me parece que debamos ocultarlas, al contrario, incluso creo que es beneficioso que se pueda tratar entre las personas que van a tomar parte en la educación e infancia de mi hijo.

Y nos queda el “De todas formas, ¿qué probabilidad hay de que lo recuerden cuando crezcan?” La verdad es que no tengo palabras para contestar a esto porque no sabría cómo calificarlo. No tengo puntos de vista suficientes para encontrarle raciocinio a esto. Pero sí tengo una recomendación. Es otro libro que tengo, que estoy leyendo y que trata sobre eso precisamente. Es “Los niños que dejaron de soñar” de Joan Montané Lozoya. En este libro que comienza así: “Con este trabajo he pretendido hacer un viaje hacia las consecuencias del abuso sexual infantil; una larga lista de secuelas que aparecen en la infancia y nos acompañan, demasiadas veces, durante toda la vida.

En vistas de esto, os voy a dejar algunos enlaces que he empleado:

y muchas más que hay. No se puede mirar hacia otro lado. Por último quiero compartir con vosotros un proyecto “Irrompible”. “project unbreakable” es el trabajo comenzado por Grace Brown, una fotógrafa víctima de abusos sexuales que decidió fotografiar a otras víctimas de abusos sexuales sosteniendo pequeños carteles con frases que sus abusadores emplearon. El relato es impactante y las imágenes también. En su web podéis encontrar numerosos recursos y testimonios. Y en su Tumblr muchas más imágenes que les han enviado.

Ahora os pregunto algo: si alguien os dice que evitéis a los curas, que no os preocupéis porque sólo ocurre en los pueblos y que en cualquier caso vuestro hijo no lo recordará… bueno… ¿vosotros qué haríais?

 


Acciones

Information

3 responses

29 09 2014
nazareth

¿Qué te ah dado ahora con este tema? Quiero decir, ¿hay una razón más profunda que el simple hecho de ser padre? Es un tema complicado, está claro que para estar completamente seguro de que no apsa nada tu hijo no debería salir nunca de casa, y dentro de ésta instalar cámaras de seguridad para vigilar a los amigos y / o familia que vayan de visita.

Hay un montón de casos de abusos en los clubes deportivos, en el coelgio y en las asociaciones, pero hay muchísimos más casos de NO abusos. no quiero ser una ingenua que ve todo de color de rosa, pero tampoco vivir con el corazón atenazado cada vez que me hijo pone un pie fuera de casa.

Supongo que la educación es una parte muy importante del problema, educar para no ser víctimas, pero para no ser verdugos tampoco. Sinceramente, creo que me preocupa más el bullying porque creo que es más fácil ser atacado por ser algo distinto, además de que está socialmente aceptado reírse del gordo, del que lleva gafas, etc.

Tema complicado, Pedro. Muy complicado

30 09 2014
eblogdepedro

En verdad todo surgió cuando Anna y mi hermana me comentaron que no les gustaba mucho la metodología alemana en materia de educación sexual, demasiado explícito ya con niños de 3 años. Me puse a curiosear hace tiempo sobre por qué en Alemania se insistía tanto en esto desde tan pequeños y bueno, es cierto que para un niño de tres años, incluso para alguno más adolescente, resulta un poco violento… la verdad es que no me veo a muchos padres hablando de sexualidad así, tan explícitamente, con sus hijos, los veo más bien contando historias de cigüeñas, ¿sabes?.

Tampoco creo que se trate de no dejarlo salir de casa para que no le ocurra nada sino de enseñarle, como tú dices, ambas cosas, a no dejarse abusar y a no abusar.
A todo esto, Woher kommst du? es uno de los libros que hay, tan polémicos (http://www.kamarinia.gr/sites/default/files/imagecache/article_main/article/2013_04/Wo-kommst-du-her_02.jpg)

Sobre el tema del bullying, estoy totalmente de acuerdo. Lo apunto para la próxima porque es más serio de lo que parece tal y como está de aceptado… cosas de niños, ¿no?…

1 10 2014
irrompibles_abusos | Noticias de mi Tierra

[…] Via: irrompibles_abusos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: