15 01 2017

Voy a contaros cómo comenzó esta aventura en la que me encuentro ahora inmerso.

El pasado mes de sepriembre fuímos a visitar a la familia a Cartagena. Estando allí decidimos pasar algunos días en Perín aprovechando el buen tiempo. Una de las mañanas me acerqué al bar del salón social del pueblo a tomar un cafetillo. Allí, no sé si entrando o saliendo, me encontré con una mujer que nos saludó. Era Virginia. La recordaba de haberla visto cuando éramos pequeños, de haber ido con los abuelos a hacerle alguna visita, etc. pero me comentó algo sobre que era prima de mi abuelo y eso yo no lo sabía y de saberlo ni lo recordaba. La cuestión es que por la noche, hablando en casa, se me ocurrió preguntar por ella y por la familia a la vez que cogí un puñado de hojas e intenté apuntar burdamente cuanto me decían entre mi madre, mi abuelo, una prima de mi madre, Isabel y un primo de mi abuelo, Pepe.

Esto creo que quedó en una charla más de una noche de verano. Sin embargo a mi regreso a Palma comencé mis pesquisas de forma casi inconsciente. Así supe de la envergadura de la genealogía tanto a niveles profesionales como a nivel de aficionados y curiosos como yo. Y me atrapó.

Sin ánimo de descubrir nada, permitidme que os comente algunas cosillas que me han parecido sumamente curiosas. Por ejmplo que el sistema de dos apellidos en España se emplea desde el siglo XIX; anteriormente éramos “de fulano” o indicaría en oficio. Esto a la hora de buscar a nuestros antepasados no sé si será bueno o no, pero desde luego curioso. Anteriormente habría que recurrir a hidalguías o a registros eclesiásticos, etc. aunque viendo que la mayoría de mis antepasados eran jornaleros no creo que vaya a encontrar a muchos de ellos entre hidalgos. ¡Pero miraré!.

También descubrí que hay una cantidad de registros increíble en los que puedes buscar información sobre tu familia. Desde Registros Civiles hasta registros religiosos, militares, hidalguías, listas de emigrantes embarcados, etc. Hay de todo y cada tipo de registro nos da más o menos información y de una clase u otra.

screenshot-from-2016-08-29-183948

Sobre cómo dibujar tu árbol genealógico… bueno, yo aún no he encontrado la solución a este problema. Hay muchísimas aplicaciones que efectivamente lo hacen e incluso empresas que se dedican a ello, pero mostrando unas ramas determinadas al mismo tiempo y no todo el árbol. Es verdad que es complicadísimo represantar un árbol completo a partir de cierto número de generaciones, pero bueno, salvando las limitaciones del espacio, creo que sería algo precioso aunque como os digo, aún no sé cómo se haría eso.

Tomando una dirección. Puedo decir que tras mis anotaciones, esas tan desordenadas de aquella noche, tomé un camino. Hace algunos años un familiar nuestro comenzó algo por el estilo. Vicente Pomares, dep., recopiló información sobre nuestra familia. La busqué y recuperé un pequeño libro que en su día regaló a mi abuelo, en el que había fotos y algunas ramas dibujadas. Es posible que llegara a más aunque los papeles que tengo yo de él llegan hasta la 2ª generación ascendente de mi abuelo Antonio. Eso fue muchísimo para poder comenzar.

Un poco de investigación previa sobre software que podría utilizar y servicios en internet que podría emplear para esta tarea me llevó a decidirme por utilizar FamilySearch como herramienta fundamental a la hora de dar forma a mi árbol genealógico y no solo esto sino también a la hora de buscar registros de numerosos tipos que me están ayudando mucho.

Algunos de estos recursos que encontré son el portal Genealogía Hispana, con mucha información sobre genealogía que para los que nunca hemos tenido contacto con esto es increíblemente valioso, los registros de PARES, el Portal de Archivos Españoles, Geneanet, ancestry, MyHeritage, FindMyPast, que son algunos servicios web de genealogía. También es interesante saber que la mayoría de los programas de genealogía emplean archivos GEDCOM, desarrollado por FamilySearch y es el tipo de archivo que permite la exportación de nuestros árboles genealógicos entre aplicaciones.

 

 

A todo esto, FamilySearch está desarrollado por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los que conocemos nosotros como “los mormones”, vamos. Y os cuento lo que me pasó: tengo que admitir que me registré en la web así de primeras y que al conocer este vínculo con los mormones me quise dar de baja. Llamadlo prejuicio o como queráis. Sin embargo se me ocurrió leer antes algo más sobre FamilySearch y encontré esto:

Compromiso de no proselitismo.

¿Y eso qué es? Pues lo tuve que buscar:

proselitismo

1. m. Celo de ganar prosélitos.

¿Y estos?

prosélito, ta

Del lat. tardío prosely̆tus, y este del gr. προσήλυτος prosḗlytos.

1. m. y f. Persona incorporada a una religión.

2. m. y f. Partidario que se gana para una facción, parcialidad o doctrina.

Es decir, el uso de FamilySearch es libre y gratuíto para todo el mundo así como el de todas sus bases de datos sin compromiso alguno. Me pareció fascinante. Saber que la Iglesia católica o que bibliotecas nacionales de numerosos países, como la nuestra, han cedido sus archivos a FamilySearch despejó todas las dudas que pudiera tener al respecto. Y desde entonces estoy más que satisfecho.

comp

Esta es una captura de pantalla de una de las cosas que más me gustan en FamilySearch, además de poder ver todos los registros escaneados. Se trata de la posibilidad de cotejar entradas de registros con posibles coincidencias, consultar las imágenes de dichas fuentes, añadir datos, etc. Me ayuda a tener una visión muy rápida de los orígenes de la familia.

Lo siguiente que hice fue crear una pequeña web que pretendo que funcione bien entre todos los de la familia que quieran ayudarme, aunque aún no he podido ponerla en marcha debidamente. En ella contaba un poco por encima lo que quería hacer, esto aún sin saber qué quería hacer, e invitaba a quien quisiera a participar.

carr

El mayor inconveniente, o mejor dicho la mayor carencia que tengo es de material gráfico, fotos antiguas, etc. y en el caso de las que tengo el identificar a quienes aparecen en ellas, aunque creo que es algo que podré ir solucionando a corto y medio plazo.

¿Y hasta donde? A día de hoy tengo compilado un árbol genealógico de 10 generaciones con unos 400 miembros y ese es el límite que me he puesto, 10 generaciones, hasta completar y contrastar más información de todos los individuos que las forman. Es la única meta que me he planteado: evitar el crecimiento descontrolado de este estudio genealógico y os puedo asegurar que me ha costado mucho determinar esto porque hay, creedme, muchísimas tentaciones una vez que te pones a buscar.





benditos_dulces

24 07 2016

Nos encantan los dulces y a los niños más aún. Hace unos días nos daban para Pedrito una bolsa de chuches y ayer en un cumpleaños al que fuimos, otra.

Me he tomado la molestia de mirar lo que llevan y sí, efectivamente hay muchas E’s aunque no todas son malas, todo hay que decirlo. Sin embargo, al final, la conclusión a la que llego es que no se las doy y punto. Si tenéis interés os lo he puesto facil, aquí está:

New Doc 5_1

E471 E440 PECTINA E422

E331 E330 E325

E296 E270 E171

E160C E150D E133

E120

La marca en verdad no importa, todos son más o menos iguales.

Y bueno, no he mencionado nada sobre el Jarabe de Glucosa Fructosa, JMAF, el azúcar, por supuesto… en fin, era sólo una curiosidad.

Y esto otra…





un_espaNol_de_orígen_inglés

2 01 2013

Todos los días se aprende; para muchos esta será una historia vieja bien sabida pero yo no tenía ni idea.

Sí sabía que los orígenes del vino de Jeréz estaban relacionados con Inglaterra de algún modo, quizás por el hecho de llamarlo Sherry. Lo que no sabía es que Osborne era inglés. Thomas Osborne Mann, original de Exeter, Devon, Inglaterra, fue quien inició la marca; su hijo, posteriormente, patrocinó la construcción de la plaza del Puerto de Santa María, y en 1954 apareció por primera vez el toro que todos identificamos como uno de los emblemas más representativos del espaNol, como símbolo de la marca.





pasando_por_valporquero

23 10 2011

Hace un mes hice una pequeña salida con la bicicleta a Vegacervera. Es un pueblo al norte de León, a unos 30 kilómetros. Acampé en el Camping Las Hoces, antesala de las mismas. El sitio es precioso, un paraje natural sin igual, delicia de escaladores y barranquistas, por supuesto ideal para el turismo rural con el aliciente o la ventaja de estar muy cerca de León con lo que no es necesario realizar desplazamientos largos para ‘desconectar’.

Serrilla me encantó; es otro pequeño pueblecito que hay en la vera del río Torío, sobre una peña. La subida augura buenas sensaciones, calles empedradas, una vista espléndida y una sensación acogedora que te envuelve. Hay un albergue privado que a mí me cameló apenas verlo.

En fin, a lo que iba, el sábado recorrí varios pueblos, Felmín, Orzónaga y Matallana por ejemplo, pero no llegué a Valporquero. Como lo dejé pendiente, esta mañana nos hemos acercado Bardaji y yo con el coche a ver aquello porque de verdad creo que merece la pena. Valporquero, el pueblo, es conocido por el Sistema Valporquero, de 3120 metros de longitud. Una parte de la cueva es visitable, está abierta al público y está habilitada con escaleras, pasillos, etc. de forma que se puede acceder a la Ruta Especial por 7 €uros y disfrutar de su recorrido subterráneo. Otra parte, a continuación de esta primera, también está abierta al público pero sólo se puede recorrer con equipo de espeleobarranquismo apropiado. Para ello podemos contactar con Guheko que es una de las empresas que trabajan allí. La experiencia debe ser formidable, sin duda. En noviembre se acaba la temporada según tengo entendido, pero vamos, en primavera estoy allí el primero. Hay una merenderos, cafetería y restaurante, una zona infantil habilitada, aparcamiento… vamos que está pensado para que vayan turistas a lo loco y sin embargo se conserva el espíritu de la montaña y eso me ha gustado. Por supuesto, es que además el valle en el que se encuentra es una preciosidad, ya lo veréis los que os animéis a ir.

En fin, como decía, queda pendiente una visita futura a hacer espeleobarranquismo y descubrir eso. Y mientras creo que la parte del río Luna es otra maravilla, y la garganta del Cares en los Picos de Europa, así que entre que llega la primavera y no podemos ir viendo la manera de recorrer un poquito estos otros parajes y dejarnos sorprender.

Para eso, a modo de info para el que quiera, yo me voy a apuntar al Compateo que tiene organizado Guheko. Así puedo conocer la zona y conocer gente afin de aquí. En fin, ¡os tendré al tanto!.





encárate_a_la_crísis

20 10 2011

El pasado martes asistí a la Jornada Provincial de Emprendedores de Castilla y León. La ponencia estuvo a manos de D. Antonio Martín Lacalle y el título hablaba por sí solo, maximizar las ventas en tiempos de crísis.

Pretendo hacer un pequeño resúmen de todo pero primero quiero comentar algo. Es cierto que resulta interesante escuchar a profesionales o a formadores tratar algunos aspectos de la crísis haciendo honor a la experiencia que entendemos que les avala. Sin embargo creo que es un grave error pensar que uno va a encontrar en boca de estos formadores o conferenciantes las palabras mágicas o la solución definitiva, esa pócima milagrosa que NO existe y que ellos desde luego, a pesar de las ilusiones de cada uno, tampoco conocen.
La clave está en uno mismo, en esa capacidad que uno pueda tener para aplicar un método nuevo que vendrá definido por la coyuntura y en la decisión firme de adoptar esa actitud eficaz de una forma realista y convincente. Tienes que creer en tu proyecto, en tu negocio, tienes que creer en ti.

Ahora bien, iba a relacionaros las ‘claves’ que Lacalle nos expuso en relación al tema de la ponencia. Resulta que aquellos que hayan emprendido podrán comprobar que si han elaborado un buen plan de negocio ya cuentan con ellas. Quiero decir que la clave es esa misma, la de analizar todos esos factores que pueden afectar a nuestro proyecto y eso es algo que no siempre se hace a la hora de emprender. Remarco pues la importancia de elaborar correctamente el plan de negocio, de dedicarle tanto tiempo como le dedicaríamos a la propia empresa pues es una pieza clave de vital importancia.

Lacalle nos indica que debemos identificar los tres jes o factores sobre los que podremos trabajar para mejorar en nuestra empresa:

· Tiempo

· Calidad

· Precio

Os explico; podemos competir con mejoras de plazos respecto a nuestros competidores, con una mayor calidad de nuestros productos o con un precio más bajo. Para conseguir mejoras en estos aspectos debemos seguir, como las llamó él, ‘claves’, y como digo yo, ‘pasos de la fase 1 de un Plan de Negocio’:

Una vez que tenemos la idea, hay que apostar por ella para llegar al ‘emprendedurismo’. Apuesta por tu idea. Y a partir de ahí comienza el trabajo. Hay que analizar la Competencia, a quién nos vamos a enfrentar. Hay que identificar el Mercado en el que queremos introducirnos, el Entorno en el que vamos a realizar nuestra actividad empresarial y definir un Sector hacia el que la orientaremos. Competencia, Mercado, Entorno y Sector. Analizar esto detenidamente, espionaje industrial, ver qué hace la competencia, ver que carencias hay en la población o averiguar qué quiere el público de ese sector al que queremos ofrecer nuestros servicios, conocer las necesidades, etc. todo esto forma parte de la primera parte de una fase del plan de negocio importantísima pues es la que va a definir muchos parámetros, además de dar orientación a la actividad empresarial que vamos a realizar.

Para ello debemos tener en cuenta algunas cosillas, consideraciones a la hora de hacer un planteamiento serio y con intención de que sea eficaz y acertado orientado a la situación económica, a los hábitos de consumo consecuencia de ella y definitivamente al Cliente:

– Lo primero de todo es dar prioridad al Cliente. Escucharle, solucionarle problemas en vez de creárselos. Hay que comunicarle beneficios tangibles que llamen su atención y que le benefícien a él de forma directa.

– Estudiar la ampliación de los plazos de Garantía de nuestros productos o servicios es un reclamo realmente eficaz. Esto está estrechamente relacionado con la calidad.

– Aumentar la calidad de nuestros productos puede requerir una reducción de gastos. Esto puede llevarse a cabo mediante un mayor aprovechamiento de los recursos de nuestra empresa, fomentando la comunicación interna, reduciendo los stocks, optimizando la gestión de cobros y la morosidad de forma eficiente, buscaremos nuevos canales de distribución, una mejora de márketing e intentaremos generar nuestra propia red de contactos en base a esto, a la calidad de nuestros productos. Vuelvo a esto más adelante.

– Referente a la morosidad, intentaremos rentabilizar nuestra cartera de clientes evitando a aquellos que presentan casos de morosidad, procurando la fidelización de los clientes fuertes, estebleciendo ventas cruzadas con ellos, intentaremos desde luego captar clientes de la competencia, buscaremos nuevos segmentos de posibles clientes, consideraremos incluso la ampliación de catálogo para ello.

– Podemos aprovechar los momentos valle para lanzar promociones y ofertas para la captación de clientes, ofreceremos descuentos en especias, nunca en el precio, nos adaptaremos a sus requerimientos, mediremos constantemente su grado de satisfacción. Atenderemos con prioridad a las reclamaciones de nuestros clientes. Las reclamaciones son información directa de nuestros clientes sobre QUÉ ESTAMOS HACIENDO MAL. La exclusividad en el trato será otro aspecto prioritario en nuestro negocio.

– Debemos ofrecer un producto o un servicio innovador. La innovación debe ser constante, un referente. No sólo en el producto, no se trata de ‘inventar’ nada sino de innovar. Creación de productos diferentes atribuyéndoles una propuesta de valor a nuestros productos de siempre, les atribuiremos ventajas diferenciativas del resto de productos de la competencia no sólo en el producto sino además en el servicio postventa, distribución o logística, generadores de marca, campañas, etc. y por ello deberemos defender nuestros precios a toda costa.

– Defender los precios significa además evitar siempre una guerra de precios. Hay sectores cuyos productos requieren una carga importante de ‘mano de obra’ para su fabricación; nosotros no podemos competir con otros países productores en los que esa mano de obra es mucho más económica como es el caso de los textiles. Competiremos con ellos en calidad y no en precio.

– Llevar a cabo todo esto genera gastos, promociones, mejora de la calidad, nuevos canales de distribución y mejora de los mismos, innovación, servicio postventa… evidentemente. Es importante por ello considerar cómo podemos reducir gastos y costes. En primer lugar debemos identificar correctamente nuestros Generadores de Costes y controlar su evolución. Veremos que hay dos clases diferenciadas. Por un lado los Costes Coyunturales que son ajenos a nosotros, subida de impuestos, cargas fiscales, etc. Y por otro lado identificaremos una clase de gastos que denominamos Estructurales, de nuestra empresa. Estos, tras haber analizado nuestra empresa, realizar feefbacks es importantísimo para esto, tras conocer las necesidades u oportunidades de mercado, debemos reducirlos. Eliminaremos productos no rentables, simplificaremos la empresa, volcaremos horas de trabajo de todas las unidades operativas de la empresa a ‘Ventas’ mediante un proceso de orientación de la fuerza de venta activo y eficiente en el que predomine el compromiso de nuestros trabajadores, buscaremos además el aprovechamiento de las institucuines en todos los niveles posibles y, aunque parezca extraño, la ayuda del Cliente. Recordemos que el Cliente es nuestra fuente de ingresos, es nuestro indicador de calidad, es un referente. El Cliente debe ser, de verdad, lo más importante para nuestra empresa. No caigáis en el pensamiento erróneo de que el Cliente no sabe o no entiende… no es así, el Cliente sabe lo que quiere, lo sabe bien y paga por ello.

Así, para concluir, puedo recomendaros que si tenéis una idea de negocio, sea cual sea, no dejéis de intentar llevarla a cabo. Podéis acudir a cualquier CEEI, Centros Europeos de Empresas e Innovación en todas las ciudades de España, CEILE es el de León, donde yo estoy ahora. Podemos encontrar además numerosas empresas y entidades dedicadas a esto, a la puesta en marcha de negocios, semilleros como Ildefe y bancos de ideas, redes business angels, yo conozco únicamente la de Murcia, MurciaBAN pero también hay en Castilla y León, BANCaL, etc. Tened claro que si vuestra idea es buena y elaboráis un buen plan de negocio, con la actitud adecuada podréis llegar a dónde queráis.

Si hay un producto, ¿dónde hay que llevarlo?. Pues adelante.





ajustes_de_bici_para_el_camino

30 07 2011

Ya sabéis que estos días he estado tanteando cosillas para poner las bicis a punto con vistas al Camino de Santiago.

Bien, pues os comento… en realidad es poco más a parte de limpiarlas y algunos ajustes. Empiezo con la Orbea Toubkal, la que llevará Fran.

El otro día se quedó sin frenos. Pensé que se habían ido las pastillas y bueno, a comprar nuevas. Resulta que no hay, que la Toubkal lleva una pinza Zoom cuyas pastillas no son frecuentes. Así que me aconsejaron cambiar la pinza por una Shimano cuyos recambios estaban más extendidos. Esto fue en Ciclos Currá, ya sabéis, ahí, sí… y tengo que decir que me sentí ‘asesorado’. Parece que entienden de frenos de disco, vaya. El caso es que tengo que darle un punto al chaval que me atendió, bueno, fueron dos, a ambos. Se han ganado una próxima visita.

         

Volviendo a la bici… resulta que las pinzas Shimano M416, mecánicas, nuevas cuestan unos 60€, la pareja. Y las pastillas de las Zoom, que no las tenían pero las podían pedir, costaban unos 20€ cada pareja, que no es poco para cómo son. El caso es que me fui sin una cosa ni otra dándole vueltas a la cosa. Resulta que una vez en casa encontré una web en la que me vendían 4 pares por 20€, muy baratillos, y me los he tanteado. Ahora bien, como las pastillas no estaban gastadas pensé que habría algún otro problema por el cual la bici no frenaba así que primero lavar la bici, me la he llevado a Belmonte y la he quitado toda la tierra que llevaba. Y una vez limpia, a trabajar con ella. Desmonté las pinzas y puse el modo ‘autodidacta’ en marcha hasta que ví cómo funcionaban y qué reglajes se les pueden hacer para intentar mejorar la calidad de la frenada y su eficacia. Vamos por pasos: las pastillas van dentro de la pinza, una enfrentada a la otra, evidentemente, y se fijan a esta mediante imanes que hay en cada una de las caras internas de la pinza. Para retirarlas hay que quitar el tornillo de uno de los laterales de la pinza en cuyo interior se apoya la zapatilla. Por ahí han de salir las dos, ladeándolas, etc. No es como en los bombines hidráulicos que se sacan por la ranura del disco.

Bien, seguimos. En teoría se ponen las pastillas nuevas, yo lavé estas con agua clara, sin ninguna clase de detergentes, y las coloqué de nuevo. Bien, ahora veréis las fotos y os voy explicando cómo se ajustan:

Por un lado tenemos el tornillo interior, sobre el que se apoya una de las pastillas que no se mueve, permanece inmóvil cuando frenamos: es la otra pastilla la que se acerca al disco presionándolo y haciéndolo flexionar hasta hacer tope con la opuesta. Por tanto, entenderéis que esta pastilla que permanece inmóvil debe estar lo más próxima al disco posible para evitar que éste se flexione más de lo adecuado. Esto se hace usando el mismo tornillo que hemos quitado para sacar las pastillas; veréis que cuanto más apretamos, más se acerca al disco.

Para evitar desajustes veréis que en uno de los laterales de su rosca hay un pequeño tornillo #allen que podéis apretar de forma que muerde la rosca e impide que se afloje.

Seguimos. Una vez que hemos puesto la rueda pasamos a los siguientes ajustes. Hay un tensor en el manillar, en la maneta del freno, y hay otro en la propia pinza de freno, justo dónde llega cable. Sirven para regular la tensión del cable, para compensar las pérdidas de grosor de las pastillas sobre la marcha.

Yo los he dejado así, al mínimo de forma que conforme vayan desgastándose pastillas podré ir tensando el cable. Para ello no tendré más que ‘aflojar’ uno u otro tensor y emplearemos la contratuerca para evitar que retroceda o varíe.

Y por otro lado tenemos la palanca de freno. Veréis, esta acciona el eje de la pinza de freno cuya cabeza es de forma hexagonal y encaja en un hueco hembrado que tiene la palanca. Según en que posición se encuentre, habrá más o menos recorrido de la misma. En principio está como véis en esta foto:

Si os fijáis está en posición horizontal y su recorrido hasta llegar al tope es de apenas dos centímetros de cable. ¿Qué ocurre? Que quiero que haya más recorrido para poder acercar más las pastillas a los discos y disponer aún de recorrido suficiente para realizar la frenada. Para ello quitamos el tornillo del eje y giramos la palanca hasta la siguiente muesca, os recuerdo que su interior es hexagonal y casa con el del eje, hasta dejarla en esta posición que como véis es casi opuesta al tope.

Ahora tan sólo queda colocar de nuevo el tornillo y fijar el cable a la presilla una vez que hayamos encontrado la posicíon correcta acercando las pastillas al disco. Váis girando la palanca, como si estuviérais frenando, hasta que creáis conveniente según os guste el tacto de la frenada y apretáis la presilla con el cable tensado. Al final de este proceso quedan unos 5 centímetros de recorrido de cable que sí son más que suficientes para responder a nuestras demandas.

En la rueda delantera haré lo mismo con la observación de que hay que soltar la pinza de la horquilla porque la palanca tropieza con ese tornillo al girarla. El proceso es el mismo como os decía, después la volvemos a fijar a la horquilla.

Desspués le he engrasado la cadena. Para ello usamos aceite específico, no vale el de cocinar, y lo echamos a la cadena por la parte interior de esta. ¿Cómo? Pues echándolo por encima del tramo de cadena que pasa por abajo, que vuelve hacia el pedalier y no en la parte superior que va hacia los piñones.

Hay que echar la cantidad justa, no excederse ya que todo el aceite que haya en exceso pasará de lubricar a atrapar tierra y polvo a mansalva. Veréis que la parte de la cadena que debe estar engrasada o mejor dicho lubricada porque grasa no lleva, es su interior, los pasadores y sus casquillos. Mirad la foto siguiente, no sé si podéis apreciar lo que os comento:

A la Giant sólo le he limpiado los ejes de los frenos que son V-Brake y tensado los muelles.

Véis que sólo hay que quitar el tornillo, limpiar y engrasar, con aceite especial para eso, no vale el de la cadena. He aprovechado para ajustar las pastillas de los frenos delanteros, estos que véis:

Las de atrás no tengo que volver a ajustarlas, puedo cambiar las pastillas únicamente sacando las gomas sin tener que tocar los ajustes, mucho más cómodo evidentemente. Son las KoolStop TecTonic de tres componentes, una maravilla oígan.

Después he cambiado un cableado que no tenía bien para poder cargar el Zzing atrás, bajo el sillín. Al final veréis las fotografías y las comento.

Bueno a ver, mirad, esta es la Orbea Toubkal a la que, con vistas al Camino, le he puesto algunas cosillas:

Una luz delantera y otra trasera. Las compré en eBay muy baratas, creo que 5€ las dos. Más adelante le pondré una buena luz delante y otra atrás, de Sigma que me gustan o una B&M atrás sustituyendo al catadióptrico del transportín.

También le he puesto un transportín al que le he acoplado mis alforjas delanteras, las que llevaba yo en la otra bicicleta. Al principio giraba en torno a la tija del sillín. Para solucionarlo lo que he hecho, siguiendo el consejo del Foro Bicigrino, he interpuesto una tira de goma gruesa para que friccione y evitar así el contacto directo de la abrazadera con la tija. Funciona perfecto.

En la parte de atrás del transportín he puesto un catadióptrico. Acabaré cambiándolo por una luz, una Busch und Müller de baterías. Aquí podéis ver las alforjas. Arriba ya sabéis que llevan sus dos pinzas y la que hay abajo viene perfecta a pesar de que el transportín es pequeño. Os recuerdo que son las Ortlieb Front-Roller Classic.

He puesto unos calas, en realidad compré también en eBay los pedales tal cual los véis, con los calas; creo que la chica los quitó porque puso automáticos en su bici y se los compré por 4€; hacen su papel.

Y he cambiado el cuentakilómetros, lo he colocado en un lado para dejar espacio para la bolsa. El cableado también lo he cambiado porque iba haciendo espiral alrededor del cable de freno y no me gusta. He usado algunas abrazaderas para que vayan juntos y no se quede suelto. Creo que es una cuestión de gustos simplemente.

Bien, esta es la bicicleta lista para el Camino:

Ahora voy con la Giant. Esta es la mía primera, la habéis visto en mis travesías. Bueno, la he lavado un poquito la cara aunque se le notan bastante los kilómetros. En fin, a ver…

Lo fundamental es que he cambiado como os contaba antes el cableado para llevar corriente de la dinamo a la parte de atrás para el Zzing. En principio conecté a la lámpara delantera pero resulta que las salidas que tiene la B&M Lumotec OvalSenso están por debajo del interruptor y del sensor con lo que era imprescindible que la luz estuviera encendida para obtener corriente de ahí. Hoy lo he cambiado. De momento he enganchado al cable del Zzing que va al manillar. Me gustaria cubrir los empalmes con funda termoretráctil para protegerlos, tarea que se queda pendiente.

Estos cables los he pasado por dentro del cuadro junto a los que van hacia los guardabarros traseros para la lámpara de atrás, y los he sacado justo debajo del pedalier llevándolos hacia arriba, hacia el sillín donde está el soporte Rixen&Kaul que es un KLICKfix para sillín en el que puedo colgar el Zzing. Aquí tenéis las fotos:

Los cables pasan por el cuadro,

EL que acabo de instalar sube hasta la parte superior de la tija para conectar el Zzing,

Y los otros le dan corriente al circuíto del guardabarros, está integrado en él para que no haya cables susceptibles de ser enganchados por el neumático, para la luz de atrás,

Una novedad que llevo ahora en la bicicleta son las cámaras con válvula Dunlop. Os cuento: la válvula Dunlop tiene el cuerpo de la válvula Americana o Schrader pero tiene un terminal que sujeta el obús y cuya terminación es del tipo de la válvula Francesa o Presta. Es lo mejor, veréis. No necesitamos pulsarla como ocurre con las americanas cuyas bombas tienen un pulsador que abre el obús. Quitando el terminal la cámara se desinfla del todo rápidamente sin quedar presión residual en el interior. Y lo mejor, a la hora de inflarla con la bomba francesa, el terminal, por su forma, hace de tope y evita que se cuele toda la válvula en la bomba como ocurre con las francesas, que es una verdadera incomodidad. A mí me convenció la primera vez que la usé, sin dudarlo y os la recomiendo. Igual que a la francesa, se la puede colocar un adaptador de válvulas americanas para si quieres darle aire en una gasolinera, etc.

A parte de lavarla y arreglar este cableado, en realidad a esta no le he hecho más; como decía, únicamente he limpiado los frenos y ajustado las pastillas de los de alante y he engrasado la cadena. Va de lujo, no necesita nada. Sí que he limpiado los espejos por dentro pero vamos, nada importante. No recuerdo si os los enseñé en su día pero bueno, van incluídos dentro de las mancuernas: estas son más grandes que las habituales, claro, y dentro llevan una combinación de tres espejos para a través de ellas ver lo que tenemos detrás. Este es un detalle de una de ella:

Esta es la bicicleta lista para el viaje a falta de las alforjas de atrás, las delanteras están en la Orbea:

Ya están las bicicletas listas para hacer el Camino, que creo que será desde Palencia hasta Santiago. Tengo intención de empezar a pedalear el día 20 de agosto y de llegar a Santiago el sábado siguiente, el 27 de agosto. A ver si va todo bien.

Si necesitáis alguna cosilla ya me comentáis. Un saludo.





limpiando_un_portátil

23 07 2011

Bueno mirad, tengo un Compaq Presario A900. No es nada del otro mundo pero debe funcionar y si se para cuando menos te lo esperas es que algo no va bien. Últimamente sí observé que el ventilador trabajaba demasiado así que para ir descartando cosillas nos hemos puesto manos a la obra Angelillo y yo, él de maestro y yo de aprendiz, a desmontarlo y limpiar los disipadores dado que ahí es dónde probablemente se encontrara el quid de la cuestión. Efectivamente, veréis que así ha sido.

Os comento un par de cosillas que creo que he aprendido: al parecer hay ordenadores a cuyos disipadores se accede de forma sencilla, igual que a los discos duros o a las tarjetas de memoria, quitando una tapa y listo. Y hay otros, como este mío, a cuyos disipadores se accede desmontándolo casi entero. También me han dicho que hay otros Compaq o HP más traviesos y hay que desmontar hasta la placa base, pero no es el caso. Bien, eso por un lado. Por otro lado el tema de los tornillos. Hay muchos, sí, pero veréis que normalmente, no sé si será siempre así, espero que sí para que no me fusiléis en los comentarios, hay de dos longitudes. Los más cortitos irán en el alojamiento de la batería y el resto, que son más largos, van en los demás huecos de la carcasa del portátil así que aunque se mezclen no hay problema, los cortos a la batería y el resto al resto, ya sabéis.

Entonces comenzamos:

1. Quitamos la batería, las tapas que cubren las tarjetas de memoria, la tarjeta WiFi, el disco duro, la grabadora y después quitamos las memorias, la tarjeta WiFi y el disco duro. En la tarjeta inhalámbrica hay dos cables: MAIN que va al conector 1 y AUX que va al conector 2. Esto,  1 y 2 está impreso en el circuíto de la tarjeta.

2. Seguimos… quitamos todos los tornillos y le damos la vuelta al ordenador, vamos con la parte de arriba.

3. Primero, haciendo un poquito de palanca desprendemos la cubierta que hay entre el teclado y la pantalla pero no podremos quitarla completamente hasta que no abramos el teclado ya que bajo este se encuentra el conector los botones de encendido, etc. Quitamos los tornillos del teclado y lo inclinamos lo suficiente para poder acceder al conector, desconectamos los cables y quitamos la cubierta. Seguimos con el teclado y conforme tenemos acceso a los conectores de sus cables pues desconectamos. Desconectaremos también el cable del TouchPad y sacaremos los cables de la antena WiFi y el micrófono o cámara del conducto que hay habilitado para ellos.

4. Nos queda quitar el ventilador y limpiar con una brocha la suciedad que hay en el disipador.

5. Como véis hay mucha suciedad acumulada que impide la salida del aire caliente con lo que la temperatura del equipo aumenta rápidamente en perjuicio de sus prestaciones.

¿Se ve la mierdecilla suciedad? Es que ha caído justo dónde las letras… bueno, pues eso de arriba, lo que obstruye la rendija esa que es el disipador, es lo que hay que limpiar.

Espero que a más de uno le sea útil esto. Un saludo.








A %d blogueros les gusta esto: