otra_nueva_etapa

29 06 2016

Hoy he podido preparar la segunda etapa de nuestro viaje que nos llevaría hasta Basilea.

Unos 70 kilómetros siguiendo el Canal du Rhone au Rhin muy llevaderos que nos permitirán disfrutar de las fortalezas de Neuf-Brisach o de la esclusa de Le Corbusier, en Niffer. Llegados a nuestro destino, en la parte francesa hay un camping que parece una delicia y en el que espero que podamos quedarnos; está muy cerca del centro pero sin renunciar a la idea de neustro viaje.

Este canal se construyó a finales del siglo XIX para unir el Mar del Norte con el Mediterráneo, uniendo los ríos Ródano y Rin aunque no fluye hacia ninguno de ellos sino hacia el río Ill. Tiene casi 350 kilómetros de longitud y es navegable por barcos de hasta 300 toneladas y aunque no tiene mucha importancia sí que proporciona un paisaje fabuloso y un carril bici paralelo a él estupndo.

Aquí tenéis la ruta desde Wikiloc, y como os comenté en la anterior entrada, seleccionar el mapa OpcenCycleMap.

Screenshot from 2016-06-30 00:05:12

Fui ayer a unas imprentas en Palma y en cuanto termine de diseñar todas las etapas, que creo que serán unas 25, llevaré los archivos para que me los impriman en A1… el GPS de momento lo dejamos para más adelante.





planning_v1.0

25 06 2016

Esta tarde por fin he podido empezar a prediseñar nuestro viaje; apenas he preparado una etapa de unos 60 kilómetros. Seguro que después todo cambia, sobre la marcha, pero me gusta la idea de tener algún camino trazado para empezar a pedalear.

Los mapas de esta parte los tengo de OpenCycleMap, y con Wikiloc voy diseñando la ruta. Después los imprimiré en las fichas de cada etapa que quiero hacer, aproximada. La información de interés de cada una de ellas, lugares que visitar, campings, gites d’etape y otros servicios que pueden resultar de ayuda los consulto en diferentes webs para añadirlos a la parte de atrás de cada ficha.

Screenshot from 2016-06-25 23:33:13

Esta primera ruta discurre por la frontera este de Francia así que los recursos franceses provienen de estas páginas:

Pistas ciclables http://www.francevelotourisme.com/

Campings municipales http://www.camping-municipal.org

Campings privados http://www.eurocampings.es

Gites d’etape http://www.gites-refuges.com/

Oficinas de turismo http://www.tourisme.fr/

Ferrocarril http://www.sncf.com/

À ne pas manquer https://www.tripadvisor.es/

Es apasionante cómo va tomando forma; Anna está superilusionada, y yo, claro, aunque lo que más me apasiona es pensar que Pedrito va a estar con nosotros y lo bonito que creo que va a ser para él.

Bueno, seguiré poquito a poco haciendo cosillas.

¡Buen fin de semana a todos!





puesta_a_punto

24 06 2016

Esta tarde me quedé después del trabajo en el taller para seguir poniendo a punto mi bicicleta y aprovecho para contaros un poco.

Ya sabéis muchos que la bicicleta la compré en el 2010; desde entonces nunca le he hecho mantenimiento y la verdad es que cuando hace un par de semanas la desmonté me llevé alguna sorpresa… tornillos que faltaban de guardabarros o del transportín, suciedad a montones acumulada por la grasa en la cadena, en los piñones, cables cortados por el roce con partes de la bicicleta…

Lo que estoy haciendo es ponerla a punto, que no comprar todo nuevo y cambiarlo. Así que he desmontado, limpiado y estoy volviendo a montar. Y esta tarde me he entretenido cableando desde la dinamo hasta la lámpara y los dos conectores que llevo del Zzing. Al final me ha quedado una chapuza, no os voy a engañar. Y no sé cómo mejorarlo. He usado unos conectores FASTON que he tenido que aislar entre ellos para que no se tocaran y podéis imaginaros el montón de cables y conectores que hay ahí… sé que se tiene que poder hacer de forma curiosa.

Así que me he puesto a buscar y creo que tengo la solución. De la dinamo a la lámpara habrá un cableado directo y de los conectores de ésta sale otro cable hacia el guardabarros trasero. Esa parte se queda curiosa así sin más. Pero por otro lado me queda añadir los cables del Zzing. He pensado que voy a poner un cable nuevo que saldrá de la dinamo hacia el manillar y ahí voy a emplear un conector SUPERSEAL de dos vías desde el cual sacaré los cables hacia el manillar y hacia el sillín para cargar el Zzing.

big_ab7d741d340e47f0af475b08284c52d1$_35Espero que quede mucho mejor que lo que he hecho esta tarde y espero poder mostraros el resultado.





la_bicicleta

19 06 2016

Después de tantos años desde el viaje por Europa he tenido que volver a mirar cosas sobre cicloturismo, y por supuesto, cambiar otras.

Lo primero ha sido buscar una bicicleta para Anna; al principio opté por una Cannondale que teníamos, una M300. Es antigua pero fantástica, muy ligera y que marcha estupendamente. Mi cuñado la llevó los días que me acompaño en la TransAndalus que hice en 2011.

Los inconvenientes son que tiene unos platos muy pequeños y sus ruedas son de 26 lo que quiere decir que hay que llevar una cadencia de pedaleo muy alta en comparación con la mía. Además le faltan una dinamo de eje o un lowrider, cosas que tendríamos que comprar por otro lado. El último inconveniente es que la tenemos en Murcia; se compró en Alemania, se envió a España, y ahora tendríamos que enviárnosla a Mallorca y viajar con ella equipada a Alemania de nuevo, y no es barato ir llevando la bici de un país a otro.

Así que mirando en algunas webs amigas como Rose Bikes o Globetrotter, eBay, y otras tantas, buscando cosillas, se me ocurrió echar un vistazo en la web de Decathlón y… ¡sorpresa!Encontré una bicicleta, la Hoprider 300, de características muy similares a la mía, ya equipada. Tiene una dinamo de eje, guardabarros con cables integrados en el trasero, un cambio muy sencillo, creo que es Altus, frenos V-brake, su transportín y luces delantera y trasera, rueda de 700 y platos más grandes… por 279€ en Alemania, 299€ aquí en España aunque no está disponible en los centros de Mallorca. Creo que está muy bien de precio y además nos ahorramos la tarea de preparar la Cannondale y de enviarla a Alemania.

Casi seguro que acabe comprándola; por supuesto el sillìn, las alforjas y el lowrider son harina de otro costal que tendré que comprar igualmente. Ya os iré comentando sobre esto.

 





eurovelo_en_familia

14 06 2016

Después de mucho tiempo por fin conseguimos, al menos, hacer planes en este sentido.

Este año, en nuestras vacaciones, queremos hacer una ruta en bicicleta. En concreto estamos preparando la EuroVelo 6.

En principio está diseñada para hacerla en sentido Oeste-Este, desde Nantes hasta Constanta, del Atlántico al Báltico. Nosotros vamos a hacer un tramo, el francés, pero en sentido contrario.

La salida la haremos desde Strasbourg, una ciudad que en mi anterior travesía me dejó prendada y a la que tenía pendiente regresar: Strasbourg es, de todo el viaje, la ciudad por excelencia. Esta es la ocasión.

Seguiremos el río Rhin hasta Colmar y continuaremos, siguiendo el río Doubs hasta que alcancemos la cola del Loira que nos llevará a la costa atlántica.

Map-France2

Es una experiencia fascinante que con Pedrito se hace aún más fantástica.

A pesar de la experiencia de otros viajes, Alemania, Suiza, Francia, Camino de Santiago (2010), Portugal (2012) y Andalucía (2011), es imprescindible visitar las webs amigas: rodadas, en bici y con alforjas. Y aunque no haremos el Camino en esta ocasión, no dejaremos de saludar a los bicigrinos.

Imagino que en estos dos meses que quedan podré compartir con vosotros tanto los preparativos del viaje y mapas así como las experiencias que tengamos. Será la primera vez que salgo en un viaje de esta índole con Pedrito, ¡que cumplirá dos años en Francia!.

Mientras, os dejo uno de tantos vídeos que hay sobre esta ruta, una de las EuroVelós más transitadas de Europa.

Un saludo a todos.

 

 





de_ruta_por_la_peninsula

3 06 2012

Poquito a poco se acerca el día; yo estoy cada vez más emocionado.

En poquito más de un mes si todo sale bien estaré en marcha, sin internet, sin música, a solas conmigo mismo pedaleando, parando a comer cuando me de la gana, que no lo que me de la gana, durmiendo en el suelo, en una playa o en algún claro de algún bosquecillo, donde pille, con el sol por despertador cada mañana, el mar, pueblos, ciudades, gentes que descubrir y conocer, amigos y conocidos con los que encontrarme… averías e imprevistos que seguro habrá y malos momentos sé que también los habrá pero también sé que merecen la pena y mucho.

Así que he empezado a subir las etapas para que quien quiera pues pueda consultarlas. Insisto una vez más en que sólo son para estimar cómo será el viaje porque luego siempre ocurre otra cosa, tomas otro camino o te detienes en un pueblo sin más. Bueno, pues eso, que las estoy subiendo aquí a través de BikeMap.net. La serie se llama IBÉRICA y no Heracles como pensé al principio únicamente para que no haya confusión en el caso de quien ande buscando los mapas a través de los buscadores y se sepa enseguida a qué se refiere. Ruta Ibérica es bastante descriptivo de lo que es en sí misma, ¿no?… aquí está:

No me digáis que no es emocionante… a mí me tiene loco sólo pensarlo.

En fin, ya iré subiendo más etapas estos días.





un_viaje_sin_hilos

20 05 2012

Imagina que vas a hacer un viaje; tienes que llevar lo que vayas a usar, tú, nadie más lo va a llevar por ti. Puedes comprar cosas a lo largo del viaje, evidentemente, pero en cualquier caso, sea lo que sea, lo vas a llevar tú. Cada cosa cuenta. No por el peso sino por la necesidad a fin de cuentas. Entonces, la pregunta es ¿qué te llevarías? o también me vale, ¿qué no te llevarías?. Y puedo hacer una más, ¿qué crees que necesitarás?.

Bien, ahora os cuento; primero os pongo al tanto. Estamos a menos de dos meses de coger las vacaciones de verano; algunos ya sabéis que tengo pensado hacer un viajecillo dando la vuelta a España, bueno, a la península, en bicicleta. Aquí en el blog aún no he comentado nada apenas por falta de tiempo pero en breve daré detalles.

De momento un pequeño avance; se supone que el día 9 de julio podré salir de León con mi bicicleta rumbo a Portugal, a Porto, para desde allí seguir hacia el sur pegado a la costa: Lisboa, Huelva, Gibraltar, Málaga, Almería y Cartagena donde pararé, si hay tiempo, unos días a ver a mi familia, y de seguido, Alicante, Valencia y Castellón; dejaré la costa para ir hacia Zaragoza, Pamplona y alcanzar la costa cantábrica en San Sebastián y seguir, Santander, Gijón y de nuevo León. Así de primeras salen algo más de 4000 kilómetros. Ya veremos al final qué pasa.

Esto está pre-programado en unas 42 etapas como véis en el boceto que he hecho; es sólo para tener una pequeña idea de si es posible hacerlo en el tiempo que tengo de vacaciones aunque luego no respete ni los sitios ni los días esos porque nunca se sabe qué puede surgir.

Ahora, y a lo que iba cuando abrí esta entrada; ¿en que plan?. Pues veréis, esto sí lo he comentado en varias ocasiones, estos dos años, desde que hiciera el Jakobusweg, han sido unos años de importantes cambios en mi vida; muchas cosas han dejado de ser para que otras fueran, algunos los he provocado o al menos los he intentado, otros han ocurrido y he tenido que hacerles frente. Me he encontrado conmigo mismo, me han vencido mis debilidades y he logrado metas gracias a mis fortalezas. He descubierto parajes recónditos que sé que no voy a volver a visitar, también he conocido a gente interesante y a gente a cuyo lado no quiero caminar; he aprendido cosas buenas y me he dejado llevar por la comodidad de lo aprendido evitando el esfuerzo en otras. Y mucho más. Ahora tengo este viaje en mente; hace unos meses la idea que tenía era la de viajar a Islandia y dar la vuelta a la isla en bicicleta, por ocio. Eso económicamente ahora no es viable de modo que abandoné la idea. Fue pasando el tiempo y sin darme cuenta surgió una pequeña necesidad que se ha materializado en este viaje por la costa de la península Ibérica. Es un proceso similar al que ocurrió cuando hice el Camino, y no cuando atravesé Andalucía. Poco a poco, día a día, se va acumulando un poquito más de necesidad de desconectar, de regresar a las cosas que me hacen sentir a gusto conmigo, dejar que pasen un poco de largo todas esos lastres que enmascarados como necesidades se nos cuelan en el día a día no dejándonos ver lo que ocurre ante nosotros, la vida.

Hay algunas cosas fundamentales que diferenciaron los viajes de Alemania y Andalucía; por un lado el dinero y por otro la comunicación. En el Camino apenas llevaba dinero y sin embargo en Andalucía tenía mi tarjeta de crédito para emergencias. En Alemania no tenía más que un móvil para hacer llamadas si ocurría algo y en Andalucía llevé un smartphone con conexión a Internet. También, más fundamental aún si cabe, el viaje de Alemania era necesario y el de Andalucía no. En Alemania no tenía música y por Andalucía todas las noches escuchaba música al acostarme. Y ahora resulta que este se parece mucho más al viaje de Alemania que al de Andalucía, haciendo referencia a estos tres detalles que os cuento. Parecen tonterías pero se trata de experiencias totalmente diferentes. Somos adictos a estas cosas y dejamos de percibir lo que hay en nosotros mismos, en nuestro entorno y en las personas que nos rodean. No se pueden comparar las experiencias porque son como os digo, de distinta índole. En Le Puy-en-Velay no recuerdo el tiempo que pasé sentado en las escaleras de una plazoleta desmoralizado por las inclemencias del tiempo y las averías en la bicicleta, queriendo coger un tren de vuelta a Cartagena y sin dinero para ello, llorando y sin saber qué iba a pasar esa noche, sin saber cómo podría continuar el viaje al día siguiente con la bicicleta así… En Andalucía subía fotos al facebook o a enviaba tweets de vez en cuando y mi preocupación era que el móvil tuviera batería o encontrar lugares en los que cargarlo… sin duda no se puede comparar. Y resulta que uno me gustó y el otro no, así que sin querer, este viaje lo estoy planteando cada vez más seriamente de esta forma; sé que es necesario y por eso he decidido que le voy a dar más prioridad que a otras cosas que puedan surgir; apenas llevaré dinero y el teléfono… un Nokia3109c va que se mata.

Ahora que puedo comparar puedo a la vez contestar a esas preguntas del principio… sé que las cosas que necesito son muchas menos de las que creemos de buenas a primeras pero sobretodo sé que no necesito las redes sociales, que no necesito estar día y noche localizado o dinero para comer y cenar en bares o restaurantes cada día. Sé que puedo cocinar en medio de la nada, que las cuatro o cinco personas que son importantes y que quiero visitar a lo largo de mi viaje estarán esperándome a que llegue, que la música la llevo dentro y es emocionante, sé que no necesito ni cambiarme de ropa a diario ni lavar la ropa a diario, ni ducharme, por supuesto. Y también sé que es maravilloso descubrir de cuánto eres capaz cuando crees que no puedes continuar. Eso es maravilloso sin duda, más que nada.

Así pues, tú ¿qué te llevarías?








A %d blogueros les gusta esto: