planning_v1.0

25 06 2016

Esta tarde por fin he podido empezar a prediseñar nuestro viaje; apenas he preparado una etapa de unos 60 kilómetros. Seguro que después todo cambia, sobre la marcha, pero me gusta la idea de tener algún camino trazado para empezar a pedalear.

Los mapas de esta parte los tengo de OpenCycleMap, y con Wikiloc voy diseñando la ruta. Después los imprimiré en las fichas de cada etapa que quiero hacer, aproximada. La información de interés de cada una de ellas, lugares que visitar, campings, gites d’etape y otros servicios que pueden resultar de ayuda los consulto en diferentes webs para añadirlos a la parte de atrás de cada ficha.

Screenshot from 2016-06-25 23:33:13

Esta primera ruta discurre por la frontera este de Francia así que los recursos franceses provienen de estas páginas:

Pistas ciclables http://www.francevelotourisme.com/

Campings municipales http://www.camping-municipal.org

Campings privados http://www.eurocampings.es

Gites d’etape http://www.gites-refuges.com/

Oficinas de turismo http://www.tourisme.fr/

Ferrocarril http://www.sncf.com/

À ne pas manquer https://www.tripadvisor.es/

Es apasionante cómo va tomando forma; Anna está superilusionada, y yo, claro, aunque lo que más me apasiona es pensar que Pedrito va a estar con nosotros y lo bonito que creo que va a ser para él.

Bueno, seguiré poquito a poco haciendo cosillas.

¡Buen fin de semana a todos!





perdidos_entre_siete_mares

11 10 2015

A veces cuando pensamos en lugares remotos en los que perderse, Nueva Zelanda o Islandia nos vienen a la cabeza, al menos a mí me pasa. Sin embargo resulta que estos destinos son bastante accesibles y asequibles. No ocurre lo mismo con esta isla que he conocido por pura casualidad y que me ha llamado la atención. Se trata de Tristán de Cuña, Tristão da Cunha en portugués, nombre de su descubridor que lo puso en honor a sí mismo. Si bien en el momento del descubrimiento, debido al temporal y a lo abrupto de su costa con acantilados de hasta 60 metros, no le fue posible el desembarco.

Se encuentra en un archipiélago formado por las islas Inaccesible y Nightingale del Atlántico Sur, dista más de 2800 kilómetros de Sudáfrica, más de 3300 kilómetros de Sudamérica y unos 2100 kilómetros de Santa Elena, con la cual, junto a la isla Asunción, constituyen una división de los Territorios Británicos de Ultramar, BOT.

British_Overseas¿La habéis encontrado?

Captura-de-pantalla-2015-02-17-a-las-11.41.58-1024x564

Llama la atención que no tiene aeropuerto y que su única ciudad, Edimburgo de los Siete Mares, la habitan unos 270 habitantes. Hay un café, un pub y una tienda de ultramarinos. Barcos anualmente llevan medicamentos, alimentos y libros a la isla. En 2001 llegó la televisión y recientemente Internet. Una cosa peculiar es que a pesar de formar parte administrativamente de Santa Elena, en vez de usar la libra de Santa Elena emplean la libra esterlina y viven de una forma… no sé si llamarlo comunista o comunitaria: el territorio pertenece a la comunidad que se dedica a la agricultura y a la pesca. Las cabezas de ganado están muy controladas para no poner en peligro los pocos pastos y cultivos y para asegurar que no haya familias con mejores condiciones económicas que otras… tampoco permiten que forasteros de Tristán compren tierras o se asienten en la isla, lo que parece en sí una política de inmigración interesante desde luego.

568px-Hanno.cunha.edit-1

Bueno, a lo que vamos, la isla fue descubierta por Tristão da Cunha, un navegante explorador y comandante portugués, a primeros del siglo XVI y hasta que pasó a manos inglesas a comienzos del siglo XIX sirvió de base para balleneros y cazadores de focas. Una vez británica se fundó el asentamiento Fort Malcolm para prevenir los asaltos franceses que pudieran intentar liberar a Napoleón, entonces exiliado en Santa Elena. Posteriormente, tras una visita del príncipe Alfredo, duque de Edimburgo, en su vuelta al mundo, se la llamó Edimburgo de los Siete Mares en honor a esta. Lo de Edimburgo se intuye, pero lo de los Siete Mares… resulta que en la literatura medieval, entre los siglos V y XV, estos Siete Mares representaban aquellos que había que cruzar si se quería ir a China, desde Europa: el golfo Pérsico, el mar Negro, el mar Rojo, el mar Caspio, el mar Mediterráneo, el mar Adriático y el mar de Arabia aunque pertenece al Océano Índico. En el tiempo en el que el Duque de Edimburgo visitó Tristán de Cuña, estos mares no eran ya mares sino océanos: el Océano Ártico, el Océano Antártico, el Océano Pacífico norte, el Pacífico sur, el océano Atlántico norte, el océano Atlántico sur y el océano Índico y precisamente dar la vuelta al mundo suponía cruzarlos.

7oceansY poco más; es una pequeña curiosidad que quise compartir con vosotros.





mis_respuestas_sin_sus_preguntas

15 12 2010

Hace un mes aproximadamente que estaba llegando a Santiago de Compostela. Bien, aún creo que no soy capaz de sacar conclusiones de toda esta experiencia. Ha sido algo sin duda especial que por alguna extraña razón está comenzando a arañar en mí más ahora que entonces. Siento los cambios sin llegar a ver a dónde llevan. Y una mezcla de emociones un tanto enfrentadas. Echo de menos salir en la bicicleta para encontrarme de nuevo con mis emociones y las sensaciones que vienen de todo cuanto rodea a uno cuando cree que está en soledad. Pronto organizaré algo.

La cuestión es que a pesar de no tener aún muy claro qué ha ocurrido en este viaje, sí que ha pasado tiempo suficiente, demasiado creo, y me temo que al menos os debo alguna reflexión a todos los que de una forma u otra habéis estado pendientes de este Camino que he hecho. Por un lado quisiera dar las gracias a todos los que a través de mensajes, bien en el blog o bien  a través del foro de bicigrinos o de redes sociales, me habéis infundido ánimos. Sabéis que no he actualizado el blog sobre la marcha: apenas me he conectado un par de veces, una vez en Lausanne y nuevamente en Burgos antes de llegar a Santiago. Y por otro lado quisiera animar a todo aquel que esté pensando, indeciso, si hacerlo o no hacerlo, a que de verdad lo haga. Desde luego y sin duda será una experiencia única que le aportará muchísimo a uno u otro nivel.

 

Así todo pues comentaré un poquito cómo fue el viaje. Ya sabemos que salí de Speyer. En realidad inicié el Camino aquí en Cartagena cuando cogí el coche para ir al aeropuerto y volé a Alemania. Fui en tren desde Kaiserslautern hasta Speyer, recogí mi credencial, la Pfälzer Pilgerpass, e inicie la andadura en bicicleta. Los primeros dos días fueron muy intensos. Tenía la sensación de no llegar a tiempo o de no cubrir los suficientes kilómetros hasta la primera meta propuesta que era Strasbourg donde había quedado con mi hermana y mi cuñado. Me preocupaba bastante encontrar un sitio adecuado para pasar la noche y ni me hice con la bicicleta. Creo que estar por fin ahí después de tantos preparativos y tan ilusionado que estaba me impedía al mismo tiempo disfrutarlo o mejor dicho, ser sensible a ello.

Strasbourg es, de todo el viaje, la ciudad por excelencia. Me quedé prendado. Supongo que me dejé impresionar, pero vaya que cuesta no hacerlo. Era compliacado controlar la hora a la que añochecía, cuánto pedalear y a que ritmo, etc. la cuestión es que estaba ahí. El lunes por la mañana tuve el primer pinchazo. Fue peor de lo que imaginaba. Me agobié porque tenía previsto llegar a un pueblo y arreglar un pinchazo con las manos heladas como las tenía, con las ruedas sucias y llenas de barro y teniendo que descargar tantas cosas que llevaba resultó un poco más laborioso de lo previsto. Hay que descargar la bicicleta, quitar la rueda, encontrar el pinchazo en la cámara y entonces encontrar la púa en la cubierta para que no vuelva a pinchar bien esa misma cámara reparada o bien otra nueva y vovlerla a montar procurando que no entre barro dentro, piedrecitas, etc. que pueden de nuevo pinchar la cámara. En fin, eso sólo ocurrió con el primero de los 7 u 8 pinchazos que tuve a lo largo de todo el trayecto. Desayuné en una confitería y me empecé a sentir estupendamente viendo a la gente que se reunía para desayunar, aún acostumbrando el oído al francés, pensando en hasta dónde llegaría ese día… bueno, una delicia.

Pocos días después estaba llegando a Suiza. Bajar hasta saint Hippolyte  y subir de nuevo hasta Mâiche fue muy gratificante y agotador. Lluvia y nieve por primera vez, y un camping municipal especial. Suiza me dio la bienvenida con mucha nieve antes de llegar a la Chaud des Fonds y me regaló unos paisajes espectaculares al cruzar la frontera que sigue el curso del río Doubs y una subida contínua de tres horas. Pero ese mismo día alcancé la orilla del lago Nauchatel. Es casi como sentir que has llegado al final de todos los caminos, al punto ese en el que confluyen los itinerarios que cada uno se propone en la vida. Lo mejor vino al día siguiente cuando llegué a Lausanne. Si nos pudiéramos enamorar de las ciudades, pensad que Lausanne es una rompecorazones. Es hermosa e inquieta. Lamenté mucho no haber pasado más tiempo allí pues después estuve dos días en Genève. Genève es un logro. Es el conjunto de todos nosotros que conviven en una ciudad cuyas raíces no son otras que las de todo el mundo pues en ella se encuentran todas las culturas. Casi me atrevo a decir que no es suiza sino mundial. Dejar Suiza y volver a Francia supuso unas etapas bonitas, un tiempo aún malo pero bonitas. Seguí el cauce del Ródano y bueno, para un río grande unos montes grandes y ver los Alpes sinceramente es impresionante. Parecen inexpugnables… es asombroso. Seguí en algunas etapas la EuroVelo y hay que reconocer que es un lujo pedalear por ahí.

El caso es que Saint Bonnet-le-Froid fue una etapa dura pero deliciosa para los sentidos. Se me hizo de noche, ascendía con cada kilómetro y pernocté bajo la nieve en un pueblecito a 1290 metros de altitud, junto a su Mairie. La mañana siguiente derrochó todo el sol contenido y los colores feroces que encendían cada pedacito de paisaje… azul intenso, verde intenso, blanco intenso, amarillo intenso… belleza intensa. Llegar a Le Puy-en-Velay me costó otro nuevo pinchazo en un bosque a 1255 metros de altitud, hielo en la carretera y los enganches de una alforja rotos. Y me fui abajo. Quise regresar cuando por la noche no había conseguido la credencial nueva, ni reparar la alforja y pensando en todos los desajustes que llevaba la bicicleta, frenos gastados, radios flojos, etc. A las siete de la mañana estuve en la misa del peregrino para recoger la Creanciale y llegué a Sauges poquito después de mediodía con todo en órden. De una forma u otra la noche fue inspiradora y pude resolver todo para continuar.

Lo siguiente era la región de l’Aubrac. Y comenzaron los cambios en mi manera de hacer el viaje. Dejé de pensar en dónde podría pasar la noche o en a dónde podría llegar. Simplemente pedaleaba y miraba alrededor. L’Aubrac es algo precioso. Es frío y viejo. No puede uno evitar pensar en cuántos habrán pasado antes por ahí haciendo el mismo camino hacia Santiago de Compostela. Las torres de los ingleses revelan historias de guerra y paz, las iglesias ya no son lo que fueron y sin embargo están ahí, a la orilla del camino, en el centro de un pueblo o en lo alto de alguna colina, contando una historia y formando parte del presente. Y tras l’Aubrac entramos en la región de l’Aveyron, totalmente opuesta. Valles verdes y montes frondosos siguiendo el río Lot… es como si alguien hubiera dado color a cada detalle y una luz increíble se cayera de algún lugar iluminando cada rincón.

No me gustó pedalear por los Pirineos Centrales. Mucha colina, sube y baja constante y el paisaje más que deslumbrante era desalentador. Sin embargo al final esos días son los que regresan con más ahínco a la mente cuando uno pretende recordar.

El uno de noviembre, el día de todos los santos, lo pasé en Cahors. Creo, bueno estoy convencido de ello, que fue el día en el que más soledad he sentido. Las calles estaban desiertas, el día gris, en realidad sentí bastante frío por dentro y es uno de los días por los que creo que merece la pena repetir un viaje así. La cuestión es que a primeros de noviembre llegué a Saint Jean-Pied-de-Port con la intención de descansar, lavar la ropa por fin y planear el camino francés que es el que iba a tomar, comprar mapas o ducharme. Me gustó descubrir el País Vasco francés, de hecho me llamó mucho la atención. Es mucho más acogedor de lo que pudiera imaginar tratándose de una región tan cercana a los Pirineos que yo asocio con frío.

Entrar a España, pasar Roncesvalles y llegar a Pamplona fue todo una. Pamplona es para verla una y otra vez, pero León… ya os contaré. En Pamplona dormí en uno de los parques que hay en el circuíto fluvial de la comarca. Tienen el mejor carril bici que he visto en España. Estella me sorprendió literalmente. La entrada a la ciudad por la carretera es bastante desoladora. Está repleta de los restos y las ruínas de una industria que se resiste a desaparecer y de pronto descubre uno un casco antíguo precioso que se desprende de los esplendores que las fábricas abandonadas tuvieran antaño. En Nájera comenzó el temporal de viento fuerte, muy fuerte. Paré en Tosantos reventado. no podía pedalear más. Burgos fue una casualidad. No tenía pensado quedarme; paré a comer en los arcos de la Plaza Mayor, estaba llviendo, y cuando me disponía a salir, a continuar el viaje, dejó de llover, salió el sol y me encontré de cara con una plaza preciosa llena de colorido, con las torrer de una catedral iluminadas por el sol y los reflejos infinitos de luz en el suelo mojado de lluvia… Pensé que no podía marcharme sin dar un paseo por esa ciudad y conocerla un poquito y me quedé en el albergue municipal. Ya ahí coincidí con peregrinos por primera vez. Fue estupendo… que cena… Al día siguiente me encontré con Loren en Carrión de los Condes. Tomamos un par de cañas y un calimoxo, me dio cordiales que había traído de Cartagena y cuando nos despedimos me fui a cenar al convento en el que iba a pasar la noche. Cené sólo en la cocina.

León fue un encontronazo de sensaciones. Calle Ancha repleta de gente. Viernes por la noche. Las cosas que sentí esa noche me las guardo para mí. Fue mucho más significatiba de lo que cabe esperar. Lo siguiente fue Ponferrada tras alcanzar la Cruz del Ferro y el Collado de las Antenas; de Ponferrada a Cebreiro… y me volví a encontrar con la nieve. En este punto del Camino comencé a sentir algo distinto. Olía a final. Cebreiro por la noche en noviembre, nevado, está precioso. Hay un silencio roto por la música celta que sale de las tabernas y de las tiendas, acompañada de los rumores de la gente que charla. Hace frío, hay nieve, es de noche y es bellísimo estar ahí. El corazoncico se encoje. Llegar hasta Sarria al día siguiente costó atravesar una ventisca en el Alto do Poio y lluvia fuerte abajo en Sárria. En esta parte del camino se empezaron a mezclar los recuerdos con lo que estaba viviendo. Melide fue diferente a las tres veces anteriores. Y a Santiago llegué casi sin querer llegar. Tenía pensado continuar hacia Finisterre y Muxia pero antes de llegar al Monte del Gozo una parte de mí ya sabía que me iba a quedar en Santiago esa misma mañana.

Y fue triste entrar en la Plaza del Obradoiro. Lloré porque estaba allí y eso significa que a veces los sueños se pueden hacer realidad. Lo único es que no me apetecía despertar de ese sueño. Ni aún me apetece. Creo que todavía no sé interpretar todas las cosas que me pasaron por la cabeza los dos días que estuve en Santiago de Compostela 2800 kilómetros después, 35 días más tarde…

No hay respuestas esperando a ninguna pregunta. Es un paso más de un Camino mucho más largo e importante que recorremos en la vida. Y yo sigo sin saber a dónde llega el mio.





accesorios

23 08 2010

Ya empecé hace algunos días con la lista de cosas que llevo para la travesía. Estoy intentando ser lo más conciso posible, indicando dónde he comprado o compraré las cosas, las cantidades y detalles así como el precio de todo que se va sumando por páginas. En cada página se muestran los artículos de una categoría según una clasificación que me he hecho a mi gusto para entenderme mejor: Material bici, Herramientas y repuestos, Accesorios y complementos, Acampada, Aseo e higiene general, Alimentación y consumibles, Botiquín y Ropa.

Podréis ver que aún no esta completo. Lo iré actualizando poco a poco conforme vaya teniendo cosas. A modo de observación, comentaros que hay cosas que yo tengo sin embargo igualmente he buscado los sitios donde las compraría para adquirirlas al mejor precio de forma que si alguien no las tiene pueda intentarlo por ahí. Como siempre, se aceptan todo tipo de sugerencias.





planeando

10 08 2010

Buenas; hace unos días que tengo esto abandonado. El trabajo y demás. En fin, os comento cosillas. A parte de las rutinas que cabe esperar un mes de agosto sin vacaciones, estoy intentando organizar el viaje de octubre. Al menos por el momento me mantiene ocupado, distraído de otras cosas.

Ya tengo decidido que haré el Camino de Santiago desde Kaiserslautern. No pasa por allí sino por Speyer, a unos 54kms que espero cubrir en media jornada. Allí se llama Jakobusradweg y en Francia es Le Chemin de Saint Jacques de Compostelle. En Alemania no se ni cuantos habrá. Yo voy a tomar el Camino que une Speyer con Belfort. En Francia, antes de llegar a Cluny, se une con la Vía Podiense que se inicia en Le Puy. Creo que ese Camino es una maravilla así que merece la pena ir por ahí. Esta vía acaba en Saint-Jean Pied de Port y Roncesvalles. Yo quisiera ir a Irun para retomar el Camino del Norte una vez en España, de forma que me queda completar esos dos tramos: de Cluny a Le Puy y de Roncesvalles o Saint-Jean Pied de Port a Irun. Poquito a poco.

El caso es que para todo esto he tenido que mirar muchas web en alemán y en francés porque cuando buscas Camino de Santiago en Alemania no encuentras nada. Hay que poner Jakobusradweb (en bici) o Jakobusweg (a pie) en el Google si queremos obtener buenos resultados. Y ocurre igual con el francés. Así pues, después de mirar y mirar, ya tengo mas o menos mis fuentes de recursos localizadas. Por ejemplo, los mapas… algo fundamental porque de GPS nada.

Los he encontrado en Peter Robins. Dispone de una colección de etapas clasificadas con enlaces a visores oficiales de los países involucrados en ellas. Sirvan de ejemplo occa.de o fernwege.de con itinerarios alemanes, o visores del resto de países como IGN francés, IGP portugués o IGN español. también BEV austriaco, WMS polaco, OSG ingles, o STP suizo con escalas hasta 1:8504 en algunos de ellos , lo que resulta una barbaridad.

Así pues, he preparado una lista de los lugares por los que estimo que voy a pasar. Me falta completar esos dos tramos que comentaba antes así que veréis que en la lista están los lugares por los que toca pasar en el Camino Francés. Es larga pero merece la pena verla. Lo siguiente es ir buscando las cartas que necesite de cada zona para completar el archivo cartográfico que tendré que llevar. Y listo. Aun quedan dos meses, así que bien.

SPEYER – BELFORT
Inhalt:
Vorwort
Praktische Hinweise
Etappe 1: Wissembourg – Walbourg
Etappe 2: Walbourg – Brumath
Etappe 3: Brumath – Strasbourg
Etappe 4: Strasbourg – Ergersheim
Etappe 5: Ergersheim – Mont Ste-Odile
Etappe 6: Mont Ste-Odile – Châtenois
Etappe 7: Châtenois – Kaysersberg
Etappe 8: Kaysersberg – Couvent-St.-Marc
Etappe 9: Couvent-St.-Marc – Guebwiller
Etappe 10: Guebwiller – Thann
Etappe 11: Thann – Bellemagny
Etappe 12: Bellemagny – Belfort
Variante Thann – Belfort über St.-Nicolas:
Etappe 11a: Thann – St.-Nicolas
Etappe 12a: St.-Nicolas – Belfort
Unterkunftsverzeichnis
Zubringerweg Speyer – Wissembourg:
Etappe 1: Speyer – Germersheim
Etappe 2: Germersheim – Herxheim
Etappe 3: Herxheim – Eschbach
Etappe 4: Eschbach – Wissembourg
Zubringerweg Kehl – Strasbourg
Zubringerweg Breisach – N.-D. de Schauenberg:
Etappe 1: Breisach – Colmar
Etappe 2: Colmar – N.-D. de Schauenberg
Kilometer-Tabellen
Ortsverzeichnis
BREISACH – CLUNY
Warum nach Südwesten gehen?
Allgemeines
Etappe 1: Breisach – Herrlisheim
Etappe 2: Herrlisheim – Guebwiller
Etappe 3: Guebwiller – Thann
Etappe 4: Thann – Bellemagny
Etappe 5: Bellemagny – Belfort
Etappe 6: Thann – St. Nicolas (Variante)
Etappe 7: St. Nicolas – Belfort (Variante)
Etappe 8: Belfort – Villers-sur-Saulnot
Etappe 9: Villers-sur-Saulnot – Villersexel
Etappe 10: Villersexel – Filain
Etappe 11: Filain – Fondremand
Etappe 12: Fondremand – Gy
Etappe 13: Gy – Abbaye d’Acey
Etappe 14: Abbaye d’Acey – Mont-Roland
Etappe 15: Mont-Roland – Saint-Jean-de-Losne
Etappe 16: Saint-Jean-de-Losne – Vougeot
Etappe 17: Vougeot – Beaune
Etappe 18: Beaune – Chagny
Etappe 19: Chagny – Moroges
Etappe 20: Moroges – St-Gengoux-le-National
Etappe 21: St-Gengoux-le-National – Taizé – Cluny
Kilometer-Tabelle
Ortsverzeichnis
LE PUY – OSTABAT
Le Puy-Saugues 41.41 41.41
Saugues-Nasbinals 73.37 114.78
Nasbinals-Conques 82.62 197.40
Conques-Figeac 50.17 247.57
Figeac-Cahors 87.65 335.22
Cahors-Moissac 71.67 406.89
Moissac-Condom 85.73 492.62
Condom-Aire sur l’Adour 83.82 576.44
Aire sur l’Adour-Arthez 63.79 640.23
Arthez-Ostabat 63.11 703.34
v Variante GR65 9.22 9.22
LE PUY – RONCESVALLES
Le Puy-en-Velay R, G, A, C, H 0 km –
Saint-Christophe-sur-Dolaison G 8,9 km –
Montbonnet G, H 8,1 km –
Saint-Privat-d’Allier R, G, H, C 7 km –
Monistrol-d’Allier G, H, C 7,2 km –
Saugues G, C, H 12,4 km –
Le Falzet G 10 km –
Chanaleilles (FR 800 m) G, H 3,8 km –
Domaine du Sauvage (FR 2 km) G 3,8 km –
La Roche-sur-Lajo (FR 600 m) G 3,7 km –
Saint-Alban-sur-Limagnole G, C, H 7,7 km –
Les Estrets G 7,4 km –
Aumont-Aubrac R, G, H, C 7,8 km 87,8 km
Les Quatre Chemins G 10,5 km –
Finieyrols G 5,6 km –
Rieutort-d’Aubrac R 3,8 km –
Montgros G 3,7 km –
Nasbinals G, C, H 2,6 km –
Aubrac G, H 9 km –
Saint-Chély-d’Aubrac G, C, H 7,3 km –
Saint-Come-d’Olt G, C, H 16,5 km –
Espalion G, C, H 7,2 km –
Estaing R, G, C, H 12,2 km 78,4 km
Golinhac G, C 13,6 km –
Espeyrac G, H 8,6 km –
Senergues G, C 2,6 km –
Conques R, G, C, H 9,7 km –
Decazeville G, H, C 20 km –
Saint-Roch R 2,3 km –
Livinhac-le-Haut G, C, H 2,8 km –
Montredon H 5,5 km –
Figeac G, C, H 19,8 km –
Faycelles H 9,2 km 94,1 km
Cajarc G, C, H 22,4 km –
Limogne-en-Quercy G, C, H 17,9 km –
Varaire (FR 500 m) G 8,2 km –
Vaylats (FR 1 km) R 8,2 km –
Cahors R, A, C, H 24,6 km –
Lascabanes G 23,3 km 104,6 km
Montcuq G, H 9,2 km –
Montlauzun (FR 200 m) G, H 6,9 km –
Lauzerte G, H, C 7,2 km –
Hotel Aube Nouvelle H 10,9 km –
Moissac R, G, C, H 15,7 km –
Auvillar G, H 21,5 km –
Saint-Antoine G 8,6 km 80 km
Miradoux G, C, H 8,6 km –
Castet-Arrouy G 4,7 km –
Lectoure R, G, H 10,7 km –
Marsolan G, H 9,4 km –
La Romieu G, C, H 9,6 km –
Condom G, C, H 13,4 km –
Montréal-du-Gers G, C, H 16,7 km –
Lamothe G 9 km –
Escoubet G 2,9 km –
Eauze G, C, H 5,2 km 90,2 km
Manciet H 10,8 km –
Nogaro G, C, H 8,5 km –
Aire-sur-l’Adour R, G, C, H 29,7 km –
Miramont-Sensacq G, H 18,3 km –
Arzacq-Arraziguet G, H 15,8 km 83,1 km
Pomps G 20,6 km –
Castillon-d’Arthez H 4,6 km –
Arthez-de-Bearn G 5,2 km –
Argagnon (FR 600 m) C 7,7 km –
Maslacq G, H 2,2 km –
Sauvelade G, H 8,4 km –
Navarrenx G, C, H 14,2 km –
Castetnau-Camblong G 2,3 km –
Aroue G 16,1 km 81,3 km
Ostabat G, H 24,6 km –
Saint-Jean-le-Vieux C, H 18,5 km –
Saint-Jean-Pied-de-Port R, G, C, H 4 km –
Hounto G, H 5,5 km –
Auberge d’Orisson G 2,6 km –
Roncesvalles R, A, H 17,8 km 73 km
RONCESVALLES – SANTIAGO DE COMPOSTELA
Roncesvalles R, A, H 0 km –
Burguete H 3 km –
Espinal C, H 3,6 km –
Viscarret H 5 km –
Linzoáin H 1,8 km –
Zubiri R, P, H 8,4 km –
Larrasoaña R, H 5,8 km –
Arre R 10,3 km –
Villava H 0,4 km –
Burlada H 1,3 km –
Pamplona 2R, A, H 2,9 km –
Cizur Menor R, P 4,8 km –
Uterga R, P 11,9 km –
Obanos P, H 4,5 km –
Puente la Reina R, 2P, C, H 2,3 km –
Cirauqui P 8,2 km –
Lorca 2P 5,3 km –
Villatuerta P 4,6 km –
Estella 2R, A, C, H 3,9 km –
Ayegui C 2,1 km –
Villamayor de Monjardín R, P 6,7 km –
Los Arcos R, 3P, H 12,2 km –
Torres del Río R, P 7,6 km –
Viana 2R, H 10,4 km –
Logroño R, A, C, H 9,5 km –
Navarrete R, 2P, C, H 12,7 km –
Ventosa (FR 1 km) R 5,6 km –
Nájera R, P, C, H 10,6 km –
Azofra R, P 5,8 km –
Santo Domingo de la Calzada 2R, C, H 15,1 km –
Grañón R, A 7,7 km –
Redecilla del Camino R 4 km –
Castildelgado H 1,6 km –
Viloria de Rioja P 2,1 km –
Villamayor del Río P 3,2 km –
Belorado R, P, H 4,8 km –
Tosantos R 4,7 km –
Espinosa del Camino P 3,5 km –
Villafranca de Montes de Oca R, H 3,5 km –
San Juan de Ortega R 12 km –
Agés 2P 3,8 km –
Atapuerca 2P, H 2,4 km –
Cardeñuela-Ríopico R 6 km –
Burgos R, 2P, C, H 13,4 km –
Villalbilla R, H 6,8 km –
Tardajos R, H 3,5 km –
Rabé de las Calzadas 2P, H 2,2 km –
Hornillos del Camino 2R 7,8 km –
Arroyo San Bol (FR 250 m) R 5,7 km –
Hontanas 3R, P, H 4,9 km –
Convento de San Antón P 5,5 km –
Castrojeriz 2R, C, H 4,1 km –
Ermita de San Nicolás R 8,8 km –
Itero de la Vega R, P 1,7 km –
Boadilla del Camino R, 2P 8,4 km –
Frómista R, H 5,7 km –
Población de Campos P 3,3 km –
Villalcázar de Sirga R, H 9,8 km –
Carrión de los Condes 2R, P, C, H 5,5 km –
Calzadilla de la Cueza P, H 17,1 km –
Lédigos P 6,2 km –
Terradillos de los Templarios P 2,9 km –
San Nicolás del Real Camino P 5,8 km –
Sahagún 2R, C, H 6,9 km –
Calzada del Coto (FR 600 m) R 4,7 km –
Bercianos del Real Camino R, H 5,7 km –
El Burgo Ranero R, H 7,3 km –
Reliegos R 12,9 km –
Mansilla de las Mulas R, C, H 6,1 km –
Puente de Villarente H 6 km –
León 2R, A, C, H 12,2 km –
Trobajo del Camino H 3,8 km –
La Virgen del Camino H 3,2 km –
Villadangos del Páramo R, C, H 13,1 km –
San Martín del Camino R 4,7 km –
Hospital de Órbigo 2R, P, C, H 7,2 km –
Santibáñez de Valdeiglesias R 5 km –
San Justo de la Vega H 7,8 km –
Astorga 2R, P, H 3,3 km –
Murias de Rechivaldo R, P 4,9 km –
Santa Catalina de Somoza R, P 4,5 km –
El Ganso R 4,1 km –
Rabanal del Camino 2R, P, H 6,9 km –
Foncebadón R, H 5,5 km –
Manjarín P 4,3 km –
El Acebo R, 2P 6,9 km –
Riego de Ambrós R, H 3,4 km –
Molinaseca R, H 4,8 km –
Ponferrada R, H 7,8 km –
Cacabelos R, H 15,1 km –
Villafranca del Bierzo R, P, C, H 7,3 km –
Pereje R, H 5,4 km –
Trabadelo R, H 4,5 km –
La Portela de Valcarce H 4,1 km –
Ambasmestas R, H 1,1 km –
Vega de Valcarce R, P, H 1,6 km –
Ruitelán P 2,2 km –
Las Herrerías H 1,3 km –
La Faba R 3,5 km –
Laguna de Castilla P 2,5 km –
O Cebreiro R, H 2,2 km –
Liñares H 3,2 km –
Hospital de la Condesa R 2,6 km –
Alto do Poio R, H 2,7 km –
Fonfría H 3,4 km –
Biduedo H 2,5 km –
Triacastela R, 3P, H 6,5 km –
Samos R 9,9 km –
Sarria R, 3P, H 14,7 km –
Barbadelo R, H 4,3 km –
Morgade P 7,7 km –
Ferreiros R 1,3 km –
Portomarín R, 2P, H 9,1 km –
Gonzar R 8,1 km –
Ventas de Narón R 5,2 km –
Ligonde P 3,1 km –
Eirexe R 1 km –
Palas de Rei R, C, H 7,5 km –
San Xulian P 3,4 km –
Casanova R, P 2,3 km –
Leboreiro R, H 3,4 km –
Melide R, H 5,4 km –
Ribadiso da Baixo R 11,2 km –
Arzúa R, H 3,1 km –
Santa Irene R, P 16,4 km –
Rúa H 1,3 km –
O Pedrouzo (FR 500 m) R, H 0,7 km –
Lavacolla H 9,9 km –
Monte del Gozo R, C 5,8 km –
Santiago de Compostela R, P, C, H 4,4 km 748,6 km




indeciso

26 07 2010

La verdad es que mas de lo que me imaginaba.

Estoy esperando que me llegue todo el equipo que he pedido para ir preparando mi primera travesia y estoy ahora mismo muy indeciso, no se si por las expectativas que tengo de cada una de las dos opciones que contemplo o por que… ¿alguna sugerencia? ¿alguna opinion?…

De Perpignan a Kaiserslautern.

De Saint-Jean Pied de Port a Santiago de Compostela.





all_you_need_is_love

15 06 2009

– ¿Tú crees en la belleza?
– Sí
– ¿En la libertad?
– Sí, desde luego
– ¿En la verdad?
– Sí
– ¿En el amor?
– El amor, el amor… creo en el amor por encima de todo, el amor es como el oxígeno, el amor es algo esplendoroso, el amor nos eleva a nuestra esencia, todo lo que necesitas es amor
– A nosotros no nos engañas, eres la voz de los Hijos de la Revolución… ¡No se nos puede engañar!

La película más bonita de cuantas he visto.








A %d blogueros les gusta esto: