sin_rumbo_y_desbordado

30 08 2016

Así siento a veces que voy… queriendo acaparar más de lo que puedo.

Hace poco comencé a preparar los mapas para el viaje en bicicleta que teníamos previsto hacer… ahora debido a las circunstancias no podemos hacerlo y toca cambio de planes. Resultado: mapas a medias.

Comencé las estatuas más grandes del mundo… es fascinante. Por una cosa u otra se convirtió en algo casi sin fin, cerca de ciento veinte estatuas con sus descripciones, a todo color… y sus más de doscientas páginas que acabaron haciendo prohibitiva la impresión de un sólo ejemplar… siempre hay otras cosas por delante. Sé que algún día lo imprimiré, pero de momento: libro a medias.

Ando con unos manuales del helicóptero, me encanta aprender más y más cada día, aunque es cierto que con unas cosas y con otras, no le dedico el tiempo necesario a algo tan complejo. Capítulo sí, capítulo no, poco a poco voy leyendo, aprendiendo, pero al final: aprender sobre el helicóptero a medias.

Tengo otro gran proyecto entre manos, el arbol genealógico de mi familia. La parte de recopilar información está siendo un éxito aunque me temo que clasificarla y posteriormente hacer el diseño tanto del libro que pretendo hacer como del mural de pared va a ser algo más complicado… de hecho ya mismo se me está acumulando la información y apenas llevo doscientos indivíduos de la familia y así ando, a ratos, incluso en el rato de un café o mientras Pedrito duerme… pero de momento: arbol a medias.

Por supuesto, añadido a todo esto, la lista de tareas… la llevo en las primeras páginas de mis Moleskines y parecería que es interminable. Cada día consigo tachar cosas, varias de hecho, pero no me preguntéis porque hay de todo: desde tareas del hogar hasta cosas relacionadas con encargos o chapuzas a hacer en casa o donde sea, sin embargo a veces me da la sensación de que por cada tarea que tacho otras tres se añaden… en resúmen: lista de tareas a medias.

Y hay más cosas pero están en mente y no me atrevo a poner en marcha siquiera porque entonces sí que se me va todo de las manos y de alguna forma aún conservo la ilusión, llamadme incrédulo, por poco a poco ir cumpliendo objetivos, acabando cosas. Pero hay otras veces que sinceramente pienso que no voy a poder con todas ellas… hasta que se me pasa y apunto un “poder con todo” y sigo.

Una vez alguien me dijo algo así: “si necesitas que alguien te haga algo, encárgaselo a un hombre ocupado” a la vez que me pedía que le hiciera un favor. Creo que es un proverbio chino y no sé si viene mucho al caso pero parece dar una idea de la capacidad de hacer cosas de unos y otros.

De momento, esta tarde entre hueco y hueco he hecho galletas, no han salido muy bien, pero es que con Pedrito repartiendo harina la situación se recrudeció, y ahora me voy a sentar a continuar leyendo “Los Asesinos del Emperador” de Santiago Posteguillo. Hoy no más tareas.


Acciones

Information

One response

31 08 2016
nazarethesteban

Creo que estamos todos igual!! Yo acabo de terminar la Legión Perdida, el libro que cierra la trilogía y ahora estoy buscando información sobre el imperio Han, Partia, la Dacia, Zoroastro y los kushan… Es lo malo de leer, que cuando aprendes algo te entran ganas de má, y más y más!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: